"POR UN PLANETA LIBRE DE CONTAMINACION"

Entradas etiquetadas como ‘TOSHIBA’

LA ADAPTACION APARENTE DEL SER HUMANO A LA GRIPE AVIAR

image001Visual_QR_DO_NOT_RESIZE_BELOW_25mm_001
Un análisis genético del virus de gripe aviar responsable de varias muertes humanas en China muestra a un virus que evoluciona para adaptarse a las células humanas, una situación inquietante por su posible potencial para desatar una pandemia mundial de esta gripe.

El equipo dirigido por Masato Tashiro del Centro de Investigación del Virus de la Gripe, dependiente del Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos, y Yoshihiro Kawaoka de la Universidad de Wisconsin-Madison en Estados Unidos y la de Tokio en Japón, examinó las secuencias genéticas del H7N9 aislado de cuatro de las víctimas humanas del patógeno, así como de muestras procedentes de aves y del entorno en un mercado de Shanghái.
GRIPE AVIAR2
Los virus extraídos de esas personas, pero no los de las aves ni los encontrados en el entorno, tienen una mutación en una proteína que les permite crecer eficientemente en células humanas y a una temperatura que se corresponde con la del tracto respiratorio superior del Ser Humano, la cual es inferior a la de las aves.
GRIPE AVIAR4
Los resultados, obtenidos analizando secuencias genéticas cuyos datos fueron introducidos en una base de datos internacional por investigadores chinos, proporcionan algunas de las primeras pistas moleculares sobre lo que se perfila como una nueva y preocupante cepa de la gripe aviar, cuyos primeros casos humanos fueron anunciados el 31 de marzo pasado por el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de China.

GRIPE AVIAR3GRIPE AVIAR1
Aunque es demasiado pronto para predecir su potencial para causar una pandemia, son inconfundibles las señales de que el virus se está adaptando a los mamíferos y, en particular, a los humanos, explica Kawaoka.

Anuncios

GENERAR BIOENERGIA CAPTURAR CO2 PRODUCIDO EN EL PROCESO

image001_optVisual_QR_DO_NOT_RESIZE_BELOW_25mm_002
o hay soluciones mágicas para luchar contra el incremento de las concentraciones de dióxido de carbono (CO2). Una vía de actuación un tanto polémica pero que ya está comenzando a adoptarse es la de generar bioenergía y capturar el CO2 liberado en el proceso.

Recurriendo a la biomasa como materia prima, se evita el problema de la creciente escasez de los combustibles fósiles, y si eso se complementa con la captura sistemática del CO2 producido en los principales pasos del proceso, el resultado es un sistema energético sostenible que no sólo evita emitir CO2 a la atmósfera sino que, a efectos prácticos, lo captura, ya que la biomasa vegetal absorbe CO2 durante su ciclo de vida, y si se impide que su descomposición tras morir libere de nuevo el gas capturado, el resultado neto puede ser una disminución de las concentraciones de dióxido de carbono atmosférico.

Un sistema típico de generación de bioenergía, con captura y almacenamiento de carbono, convierte la biomasa de la hierba, de la materia leñosa y de otros tipos de materia vegetal en electricidad, productos químicos o combustibles, tales como etanol. Las emisiones de CO2 liberadas durante el proceso son capturadas y almacenadas. La tecnología puede ser usada en centrales eléctricas, fábricas de papel, procesadoras de etanol y otras instalaciones industriales.

Como tecnología de balance neto negativo en emisiones de CO2, la generación de bioenergía, con captura y almacenamiento de carbono, aprovecha la capacidad natural de árboles, hierbas y otros vegetales de absorber el CO2 atmosférico para la fotosíntesis. En la naturaleza, al final el CO2 es liberado nuevamente a la atmósfera cuando la planta se descompone.
7994072
Un informe confeccionado por expertos del GCEP (Global Climate and Energy Project) de la Universidad de Stanford en California, incluyendo a la analista energética Jennifer Milne, ha pasado revista a lo que se está haciendo en el mundo en dicho campo, y el resultado es que ya hay 16 proyectos de generación de bioenergía, con captura y almacenamiento de carbono, en diversas etapas de desarrollo en todo el mundo. El primer proyecto fue lanzado en 2009 por el Departamento de Energía de Estados Unidos en unas instalaciones de producción de etanol de maíz en Decatur, Illinois, a cargo de la empresa Archer Daniel Midlands Company. Cada día, unas 1.000 toneladas de CO2 emitidas durante la fermentación del etanol son capturadas y almacenadas en una formación de arenisca a unos 2.000 metros (cerca de 7.000 pies) bajo tierra. El objetivo del proyecto es dejar atrapadas un millón de toneladas de CO2 al año, una cantidad equivalente a retirar de la circulación a 200.000 automóviles.

Aproximadamente, el 60 por ciento de las emisiones de CO2 en el mundo procede de centrales eléctricas y otras industrias que utilizan como combustible carbón, gas natural y petróleo. La captura y almacenamiento de esas emisiones podría desempeñar un papel significativo para frenar el calentamiento global. A fin de obtener un balance negativo de emisiones de CO2, los investigadores han propuesto una central de generación de bioenergía, con captura y almacenamiento de carbono, que funcione alimentada por una mezcla de combustible fósil (por ejemplo carbón) y vegetación (madera, hierba o paja, por ejemplo).
9793348
Las estimaciones indican que, para el año 2050, las tecnologías de generación de bioenergía, con captura y almacenamiento de carbono, podrían capturar y almacenar 10.000 millones de toneladas de emisiones industriales de CO2 al año en todo el mundo. Pero según el informe del GCEP, primero hay que superar obstáculos técnicos y económicos importantes, tales como la relativa ineficiencia de los combustibles elaborados a partir de biomasa, y el alto costo de la captura y almacenamiento del carbono.

PREDECIR EL RIESGO DE INCENDIO DESDE EL ESPACIO,MIDIENDO EL AGUA DESDE EL ESPACIO

image001Visual_QR_DO_NOT_RESIZE_BELOW_25mm
Los periodos de alta actividad de incendios en la región amazónica pueden ser predichos con meses de antelación mediante una técnica basada en analizar datos sobre la acumulación de agua, según muestra un nuevo estudio.

El equipo de Yang Chen, James S. Famiglietti, James T. Randerson e Isabella Velicogna, de la Universidad de California en Irvine, analizó observaciones de la acumulación terrestre de agua efectuadas por la pareja de satélites GRACE (por las siglas de Gravity Recovery and Climate Experiment), junto con observaciones satelitales de la actividad de incendios.
fuego
Las observaciones hechas por los satélites GRACE se basan en mediciones de los cambios en el campo gravitatorio de la Tierra causados por las redistribuciones regionales en la masa del planeta, incluyendo las capas de hielo, los océanos y el agua que hay en la superficie terrestre y en los acuíferos subterráneos. En definitiva, las mediciones de gravedad proporcionan información sobre la cantidad de agua subterránea o en la superficie que hay en una región dada.
artico
Los investigadores compararon años de alta y baja actividad de incendios en el período entre el año 2002 y el 2011, y encontraron que en los años de alta actividad, la acumulación de agua en tierra firme durante los meses previos a la temporada de incendios solía ser inferior al promedio, mientras que en los años de baja actividad de incendios, dicha acumulación de agua en los meses previos a la estación seca era por regla general superior al promedio.

Esto sugiere que las mediciones de este tipo, como las hechas por los satélites GRACE, pueden brindar información que ayude a predecir con varios meses de antelación la severidad de la temporada de incendios en la región amazónica.

Los satélites GRACE, fruto de una colaboración entre la NASA y la Agencia Espacial Alemana (DLR), fueron lanzados al espacio desde el cosmódromo de Plesetsk en Rusia el 17 de marzo de 2002.

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: