"POR UN PLANETA LIBRE DE CONTAMINACION"

Entradas etiquetadas como ‘TECNOLOGIA’

MUSICA AMBIENTAL

ECOTEC ARBOL 3

MEDIO AMBIENTE

Diapositiva1

CONCIENTIZACOIN SOBRE EL MEDIO AMBIENTE

Diapositiva1

 

El cambio climático podría borrar Río de Janeiro y Buenos Aires de la faz de la Tierra

Diapositiva1
El volumen de hielo en la Antártida es un 4,6% más grande de lo que se pensaba previamente. El calentamiento global y el respectivo deshielo en el continente borraría toda Holanda, Río de Janeiro, Montevideo y Buenos Aires de la faz de la Tierra.
Son solo algunas de las conclusiones que los especialistas extraen a partir del análisis de un nuevo mapa de la Antártida presentado por la Prospección Antártica Británica (British Antarctic Survey, el operador nacional antártico del Reino Unido), el más detallado jamás visto. El proyecto bautizado como ‘Bedmap 2’ supone “una mejora significativa” respecto a los datos anteriormente recolectados de la Antártida por su antecesor, el Bedmap, que fue elaborado hace más de 10 años, según la Nasa.

NASA

NASA

De acuerdo con ‘Bedmap 2’, la profundidad media del lecho del continente antártico es de 95 metros, 60 metros más de lo que se estimaba. El volumen general de hielo es un 4,6% más grande de lo que se pensaba previamente, mientras que el volumen de hielo lindante con la tierra, pero situado bajo el nivel del mar, es un 23% mayor de lo que se creía. Cabe destacar que este último tipo de hielo es muy vulnerable ante las corrientes marinas, con lo cual es el más susceptible de ser fundido por el calentamiento global.

Según calculan los científicos, al derretirse el hielo de la Antártida el nivel del mar en el planeta podría llegar a subir, potencialmente, entre 58 y 60 metros. Si esto ocurriera, prácticamente desaparecería la totalidad de los Países Bajos. Gran parte de la costa de Alemania también sería borrada de la faz de la Tierra y ciudades germanas del interior como Hannover y Berlín también resultarían afectadas. Las localidades costeras del Reino Unido desaparecerían en su gran mayoría, mientras que Londres resultaría sacudido por un Támesis anegado.

En España, una subida así inundaría Sevilla y toda la desembocadura del Guadalquivir. El Mar Menor (Murcia) se uniría con el Mediterráneo. La huerta de Valencia, gran parte de Barcelona, Santander y Gijón, entre otras, serían solo un recuerdo.

En América del Sur, el mar se adentraría en el corazón del continente. El río de la Plata sufriría las consecuencias y Buenos Aires desaparecería del mapa. Lo mismo ocurriría con Montevideo y las ciudades costeras de Brasil, como Río de Janeiro, Porto Alegre y Santos.

El panorama es desolador y eso que solo contempla la Antártida, sin tener en cuenta las aguas procedentes del deshielo de otras partes del mundo.

Altos niveles de CO2 contribuyen a que las zonas áridas reverdezcan

Diapositiva1
El aumento de los niveles de dióxido de carbono ha aumentado la cantidad de vegetación en algunas de las partes más secas del planeta, según un estudio llevado a cabo en Australia.
Tras analizar imágenes satelitales tomadas entre 1982 y 2010, miembros de la Organización para las Investigaciones Científicas e Industriales de la Commonwealth (CSIRO, por sus siglas en inglés) han detectado que el CO2 tiene un “efecto fertilizador” en las partes más áridas del planeta en África, América del Norte, Oriente Medio y Australia.

El autor principal del estudio, Randall Donohue, y sus colegas desarrollaron un modelo matemático para predecir la magnitud del efecto fertilizador del dióxido de carbono y posteriormente lo compararon con imágenes satelitales para estudiar la influencia del CO2 en el crecimiento de las plantas independientemente de otros factores como las precipitaciones, la temperatura del aire, la cantidad de luz y los cambios del suelo.

NASA

El modelo del equipo predijo que un aumento de la concentración de CO2 del 14% provocaría un incremento del follaje de entre un 5% y un 10%. Los datos de los satélites comprueban el modelo, que muestra un incremento del 11% en el follaje, lo que “confirma nuestra hipótesis”, informa el equipo.

Sin embargo, a pesar de favorecer el crecimiento de la vegetación, el impacto negativo de las emisiones de gases de efecto invernadero es muy superior a sus beneficios y, si los niveles de CO2 siguen aumentando, algunas zonas de la Tierra acabarán siendo inhabitables. El mes pasado se informó de que el nivel de dióxido de carbono en la atmósfera superó la temida cifra simbólica de 400 partes por millón (ppm), un máximo histórico en 5 millones de años.

Visual_QR_DO_NOT_RESIZE_BELOW_25mm_002

PLANETA AGUA

image001_optVisual_QR_DO_NOT_RESIZE_BELOW_25mm_003

EL TIEMPO GOSMICO DR. MICHIO KAKU

image001_optVisual_QR_DO_NOT_RESIZE_BELOW_25mm_002

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: