"POR UN PLANETA LIBRE DE CONTAMINACION"

Entradas etiquetadas como ‘ecuador’

¿CUANTO LE COSTARA AL PLANETA?

Diapositiva1

MUSICA AMBIENTAL

ECOTEC ARBOL 3

MEDIO AMBIENTE

Diapositiva1

CONCIENTIZACOIN SOBRE EL MEDIO AMBIENTE

Diapositiva1

 

LA ADAPTACION APARENTE DEL SER HUMANO A LA GRIPE AVIAR

image001Visual_QR_DO_NOT_RESIZE_BELOW_25mm_001
Un análisis genético del virus de gripe aviar responsable de varias muertes humanas en China muestra a un virus que evoluciona para adaptarse a las células humanas, una situación inquietante por su posible potencial para desatar una pandemia mundial de esta gripe.

El equipo dirigido por Masato Tashiro del Centro de Investigación del Virus de la Gripe, dependiente del Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos, y Yoshihiro Kawaoka de la Universidad de Wisconsin-Madison en Estados Unidos y la de Tokio en Japón, examinó las secuencias genéticas del H7N9 aislado de cuatro de las víctimas humanas del patógeno, así como de muestras procedentes de aves y del entorno en un mercado de Shanghái.
GRIPE AVIAR2
Los virus extraídos de esas personas, pero no los de las aves ni los encontrados en el entorno, tienen una mutación en una proteína que les permite crecer eficientemente en células humanas y a una temperatura que se corresponde con la del tracto respiratorio superior del Ser Humano, la cual es inferior a la de las aves.
GRIPE AVIAR4
Los resultados, obtenidos analizando secuencias genéticas cuyos datos fueron introducidos en una base de datos internacional por investigadores chinos, proporcionan algunas de las primeras pistas moleculares sobre lo que se perfila como una nueva y preocupante cepa de la gripe aviar, cuyos primeros casos humanos fueron anunciados el 31 de marzo pasado por el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de China.

GRIPE AVIAR3GRIPE AVIAR1
Aunque es demasiado pronto para predecir su potencial para causar una pandemia, son inconfundibles las señales de que el virus se está adaptando a los mamíferos y, en particular, a los humanos, explica Kawaoka.

DESAPARECERAN GLACIARES DE ECUADOR,EN 70 AÑOS POR CAMBIO CLIMATICO

image001_optVisual_QR_DO_NOT_RESIZE_BELOW_25mm_003

La previsible desaparición de los hielos eternos tendrá efectos en el frágil páramo que lo rodea, compuesto de extensiones de pajonales y gramíneas bajas, y donde habitan especies en peligro de extinción como el oso de anteojos y el cóndor.

Twittear
Imprimir
Enviar por email

Ecuador • Los glaciares de Ecuador, que coronan volcanes de más de 5.000 metros de altura, desaparecerán en 70 años al ritmo actual de deshielo por el calentamiento global, lo que alterará el ecosistema de alta montaña y el volumen de agua para consumo humano, según los expertos.

Una situación similar se observa en Perú, Bolivia y Colombia, que comparten con Ecuador los glaciares “tropicales” de América.

Uno de ellos es el Antisana, una enorme mole de 5.753 metros de altura con dos conos volcánicos por cuyas quebradas bajan las aguas heladas que terminan en la mayoría de los grifos de los hogares de Quito, una ciudad de 2,4 millones de habitantes.

La previsible desaparición de los hielos eternos tendrá efectos en el frágil páramo que lo rodea, compuesto de extensiones de pajonales y gramíneas bajas, y donde habitan especies en peligro de extinción como el oso de anteojos y el cóndor.

La pérdida del líquido contenido en las nieves no es el gran problema, sino los efectos de la falta de ese foco frío en ese ecosistema, que actúa como una esponja, al absorber el agua de lluvia y del deshielo, dijo Jorge Núñez, el especialista en Ecuador del Proyecto de Adaptación al Impacto del Retroceso Acelerado de Glaciares en los Andes Tropicales (PRAA).

“Al afectarse los páramos tendremos daños irreversibles en la biodiversidad y la disponibilidad de agua, el almacenamiento y regulación del agua”, alertó Núñez.

Tan solo un 8% del agua que baja del Antisana procede del glaciar, mientras que el resto sale del páramo, explicó María Victoria Chiriboga, directora de Adaptación al Cambio Climático del Ministerio del Ambiente de Ecuador.

Colombia, como Ecuador, tiene páramos, pero la situación es diferente en Perú y Bolivia, donde son escasos y donde el abastecimiento de agua depende más, por ello, de la precipitación y del agua almacenada en las nieves, dijo Núñez.

Perú concentra más del 70% de los glaciares andinos, Bolivia el 20%, mientras que Ecuador y Colombia cuentan con un 4 por ciento cada uno.

Su tasa de decrecimiento depende de factores como su ubicación y tamaño, pero en general es similar en toda la región, según Núñez.

Ecuador ha perdido el 30% de la masa de sus nevados en los últimos treinta años, por lo que a este ritmo desaparecerán por completo dentro de 70 años, dijo el experto.

En Bolivia el fenómeno ya se ha cobrado una víctima, el Chacaltaya, un pico de más de 5.400 metros de altura que perdió su capa blanca en 2009.

El culpable es el cambio del clima del planeta, que hoy en día es 0,8 grados centígrados más caliente en media que en la época preindustrial, según los científicos.

En Ecuador la subida ha sido de un grado centígrado en tan solo los últimos 50 años y en algunos lugares de la región andina ese alza llega a los dos grados centígrados, según Chiriboga.

“No hay medio humano capaz de detener el retroceso glaciar, lo que sí podemos hacer es trabajar para atenuar los impactos”, dijo Núñez.

Y para ello es fundamental contar con datos sobre la atmósfera de la alta montaña, que es muy mal conocida en los trópicos. Para ello, los países andinos han instalado estaciones meteorológicas en algunos de sus nevados con apoyo del PRAA y de la cooperación internacional.

Ecuador vigila por ahora solo el Antisana, donde cuenta con tres instalaciones automáticas a diversas alturas y otras tres menores encima del hielo.

Las estaciones miden el viento, la radiación solar, la altura de la nieve, la precipitación, la temperatura y la saturación de agua del suelo, que revela la capacidad de almacenamiento del páramo.

Desde algunas de ellas se ve en mañanas claras el cono perfecto del Cotopaxi, otro volcán cuyo gorro blanco decrece cada día.

El cambio climático también mermará las cosechas en América Latina y generará inundaciones y sequías, según un informe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

La subida de la temperatura en dos grados centígrados por encima del nivel actual provocaría daños crecientes en la región, que llegarían en 2050 a unos 100.000 millones de dólares, de acuerdo con sus cálculos.

Ese dato debería hacer que no solo los ministerios de ambiente se preocupen por los glaciares, sino también los de finanzas.

околната среда и екологията

image001_optVisual_QR_DO_NOT_RESIZE_BELOW_25mm_003

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: