"POR UN PLANETA LIBRE DE CONTAMINACION"

Entradas etiquetadas como ‘contaminacion’

ECOLOGIA Y MEDIO AMBIENTE

image001_opt
Visual_QR_DO_NOT_RESIZE_BELOW_25mm_003

HERMANA TIERRA – LAURA PAUSINI


AMAZONAS CANCION PEDRO SUAREZ


SEGURIDAD EN LA OBRA

Vídeo

CONTAMINACION RIO ACTOPAN VERACRUZ

EL DESCUIDO DE LOS RIOS EN EL ESTADO DE VERACRUZ

POLLUTION FATTENING

Several studies link chemicals predisposition to obesity
They are in creams or plastic and act as hormones

And … more kilos of contaminated

Spain has an obesity prevalence rate between 23% and 28%. / SANTI BURGOS

Pollution is not only associated with an increased risk of heart attacks, respiratory problems or develop tumors. Certain synthetic chemicals very present in the environment and everyday life (associated with pesticides and insecticides, but also perfumes, plastics and cosmetics) predispose to obesity, according to a growing number of studies. This was recently highlighted the Center for Biomedical Research Network, Pathophysiology of Obesity and Nutrition (CIBERobn), which brings together 24 leading research groups in Spanish obesity.

Some of these environmental pollutants are substances that pose as hormones (acting as endocrine disruptors, in the jargon), confuse the body and trigger metabolic derangements that modify the processes of accumulation of fat in the body.

While the interest was focused on the relationship between pollution (mainly air) and the main causes of death in developed societies (cancer and cardiovascular processes), little attention was paid to the involvement of other toxic overweight. But obesity is an epidemic and, as emphasized by Javier Salvador, CIBERobn researcher: “We’ve gone from a 12% prevalence in Spain between 23% and 28%.” And the study of the causes of overweight “is more and more fashionable,” said Salvador, who is also president of the Spanish Society of Endocrinology and Nutrition. Therefore, the focus is opening to understand what the role of these pollutants in common use both in this problem as in type 2 diabetes.

Toxic substances alter metabolism and confuse the body

The latest initiative to highlight this linkage has CIBERobn party through a compendium of recent studies published in recent years. “It’s a new field,” says Nicolas Olea, Professor of Medicine, University of Granada, and one of the main Spanish experts on the players of the relationship between environmental pollution and overweight.

Among them are the so-called persistent organic pollutants (POPs), chemicals with high resistance to degradation, which accumulate in the food chain and that being fat soluble, they concentrate in fat. For example, organochlorine pesticides such as DDT. “From his persistence gives us a good idea still was detected in 88% of the population when it was banned in 1975,” said Salvador.

They are joined seudopersistentes compounds, as noted by Olea. They have the same ability to look at the body, but exposure to these substances is so continuous that also act as endocrine disruptors on a daily basis.

These compounds
not only fat,
ill also

This group includes phthalates, used in the industry as plastic softeners, benzophenones, present in the UV filters in sunscreens, parabens, which are used to extend the shelf life of cosmetics such as shampoos, or bisphenol A (BPA) found in plastics (polycarbonate and epoxy resins).

This product has a number of studies focused Angel Nadal, director of the Unit of Cellular Physiology and Nutrition at the University Miguel Hernández de Elche, which makes much of Olea. In these studies, with rats shows that relatively low doses of bisphenol A exposure levels equivalent to daily and frequent in most of the population, “no longer act as an estrogen [female sex hormone] weak, but as estradiol [ the most potent form of estrogen, among other things, influences the distribution of body fat in women], “said Olea.

Exposure to these compounds “at certain times of inadequate levels development,” especially in the fetal stage and infancy, influence both obesity and in diabetes, the researcher adds. In fact, another study referred to by the CIBERobn, Nadal also insists on this idea.

The plastics industry denies their products cause obesity

The University researcher Miguel Hernández de Elche pregnant rats exposed to bisphenol A during the 19 days of gestation in this species. All developed gestational diabetes and the offspring developed the disease at six months. In fact, the relationship with diabetes is first brought to obesity.

Thus, the network of obesity researchers noted that these compounds “not only fat, too sick.” And the link with two closely related disorders with diabetes: the metabolic syndrome (a set of risk factors including abdominal obesity, hyperglycemia and high blood pressure who have 31% of the Spanish adult population, according to the latest edition of the Spanish Journal Cardiology) and insulin resistance. “The simultaneous exposure to several persistent organic compounds may contribute to obesity, dyslipidemia and insulin resistance, the most common precursors to diabetes,” said Javier Salvador.

The researcher explains that the document prepared by specialists in obesity is not intended to be alarmist, but to draw attention to the link between overweight and these toxic materials from animal experiments and epidemiological studies. Therefore recalls that obesity is due to a combination of factors. Environmental pollutants are a variable of a complex equation to which we must add genetics, stress, diet or exercise. Not forgetting the old. “It is twice as common in older adults,” said Salvador.

Faced with the relationship between pollutants and overweight, especially between BPA and obesity, there are voices from the plastics industry who reject the connection. “There is no proven link between BPA and obesity,” says PlasticsEurope, the association of manufacturers of plastic raw material, in response to this newspaper on the study of CIBERobn. The reports linking this compound to overweight “are based on a small number of studies” containing “a large number of constraints” among which cite “small samples, limited number of dose levels or using an inappropriate route of exposure “. Thus, they say, “is not possible to extrapolate their findings to humans.”
And … more kilos of contaminated

The report of the Biomedical Research Centre Network (CIBER) of Obesity concludes with a singular climax: between pollution and obesity is a list of return. The feedlot pollution through endocrine disruptors, but also overweight “has an adverse effect on the conservation and sustainability of the natural environment.”

In this case, the controller would not be any of the 600 compounds that alter the metabolism in the census European but carbon dioxide, one of the causes of global warming gases. Although its influence is small compared, for example, sectors such as transport or industry.

The CIBER gives several examples from different studies. Each fat person is responsible for the emission of almost an extra ton of CO2 per year than a thin, according to a study published in 2009 in the International Journal of Epidemiology School of Hygiene and Tropical Medicine.

An article based on a similar philosophy Gryca Ania and signed by other authors in the Journal of Obesity in 2011 suggested that a weight loss of 10 kilos of all patients with obesity and overweight in the world would be a fall of 0.2% of the CO2 production in 1997.

Other studies focus on the added fuel costs involved in moving to heavier people. An investigation by the Centers for Disease Control and Prevention estimated that U.S. between 1960 and 2002 could have saved 0.7% of CO2 emissions and fuel consumption when no passenger had obesity.

The estimated extra cost was 3,700 million liters of gasoline.

Galería

MANEJO DE RESIDUOS

La Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente (LGEEPA), define como materiales peligrosos a los:

Elementos, sustancias, compuestos, residuos o mezclas de ellos que, independientemente de su estado físico, representen un riesgo para el ambiente, la salud o los recursos naturales, por sus características corrosivas, reactivas, explosivas, tóxicas, inflamables y biológico infecciosas (CRETIB). Se conciben los residuos como: Residuos No Peligrosos y Residuos Peligrosos, éstos a su ves tienen un impacto ambiental: Calidad del agua, Calidad del suelo y Calidad del aire. (fig.).

Residuos no peligrosos: Son aquellos producidos por el generador en cualquier lugar y en desarrollo de su actividad, que no presenta ningún riesgo para la salud humana y/o el medio ambiente; se consideran en este grupo los residuos biodegradables, reciclables, inertes y ordinarios o comunes.

Residuos peligrosos: Son aquellos residuos producidos por el generador con algunas de las siguientes características: infecciosas, combustibles, inflamables, explosivas, reactivas, radioactivas, volátiles, corrosivas y/o tóxicas, que pueden causar daño a la salud humana y/o al medio ambiente. Así mismo se consideran peligrosos los envases, empaques y embalajes que hayan estado en contacto con ellos. (Universidad de los Andes, 2004)

Estos se clasifican en:

*Residuos infecciosos o de riesgo biológico

Biosanitarios

Anotomopátologicos

Punzocortantes

Animales de experimentación

*Residuos químicos

Fármacos parcialmente consumidos y/o vencidos

Citotóxicos

Metales pesados

Reactivos

Contenedores presurizados

Aceites usados

*Residuos radioactivos

Para el manejo, tratamiento y eliminación de residuos generados en los laboratorios y talleres, son utilizados varios métodos, entre los cuales se pueden observar: Enterrarlos (Terraplenes de seguridad), Incineración, Reciclaje, Almacenajes de larga duración, Tratamientos Físicos, Tratamientos Químicos y/o Biológicos. Para ello, se deben tener en cuenta las siguientes consideraciones:

5.1 Segregación y separación de Residuos

Controlar y disminuir el consumo de insumos (reactivos, materiales, agua, entre otros) en cada uno de los laboratorios.

Segregar en la fuente los residuos según lo establecido en la Tabla 1; para los residuos sólidos se dispondrá de dos tipos de bolsas: negras y rojas, así como de contenedores para desechos punzo cortantes; estas bolsas y contenedores serán recolectados por la dependencia correspondiente.

Si se requiere hacer una desactivación previa de un residuo, cada uno de los laboratorios debe hacerse responsable de aplicar el procedimiento establecido para el tipo de residuos especiales del que se trate.

5.2 Manejo de Residuos No Peligrosos

La disposición de residuos no peligrosos a través de basura o sistema de alcantarillado puede ser apropiado bajo determinadas condiciones:

5.2.1 Hay residuos que no son peligrosos ni bioacumulables, y que se biodegradan rápidamente, por lo que se pueden verter por el desagüe de forma controlada, en pequeñas cantidades, teniendo en cuenta que en ningún momento se superen los límites establecidos en la Norma Oficial Mexicana NOM-002-ECOL-1996.

5.2.2 Se utiliza una unidad de descarga a alcantarillado para registrar los residuos descargados. Esta unidad como mínimo debe contener el nombre químico del residuo no peligroso, su concentración al descargarlo, cantidad descargada, fecha y hora de descarga, pH (si es aplicable), y el o los nombres de quienes descargan. Esta unidad deberá reflejar todos los residuos no peligrosos descargados en el período de un año. La unidad debe mantenerse cerca de un punto de descarga a alcantarillado.

5.3 Manejo de Residuos Peligrosos (Tratamiento)

El tratamiento en el punto de generación, en el laboratorio, de los residuos químicos peligrosos es consistente con el fin de minimizar los riesgos para la salud humana y para el medio ambiente. El tratamiento en el laboratorio reduce o elimina las características que hacen de un residuo químico, un residuo peligroso. Los pasos del tratamiento que están incluidos como parte del procedimiento de laboratorio no necesitan ser autorizados, pero a veces se requiere de la supervisión del especialista en manejo de residuos peligrosos. A continuación se muestran imágenes del proceso para neutralizar residuos:

Colocación de Hidróxido de Sodio

Medición de pH

pH entre 5 y 7 aceptable

Listo para verter por la alcantarilla

Normalmente se verterán en el desagüe las soluciones acuosas con metanol, etanol y las soluciones diluidas de los siguientes compuestos:

Orgánicos: acetatos (Ca, Na, NH4 + K), almidón, aminoácidos y sus sales, ácido cítrico y sus sales de Na, K, Mg, Ca y NH4, ácido láctico y sus sales de Na, K, Mg, Ca y NH4 , azúcares, ácido acético, glutaraldehído, formaldehído, entre otros.

Inorgánicos: carbonatos y bicarbonatos (Na, K), cloruros y bromuros de (Na, K), carbonatos (Na, K, Mg, Ca, Sr, Ba, NH4 ), fluoruros (Ca), yoduros (Na, K), óxidos (B, Mg, Ca, Al, Si, Fe), silicatos (Na, K, Mg, Ca), sulfatos (Na, K, Mg, Ca y NH4 ), acetatos (Ca, Na, NH4 , K) y clorito de sodio.

La siguiente tabla, muestra los diferentes tipos de residuos generados en el Instituto Tecnológico de Sonora, la forma adecuada de almacenamiento y disposición final, así como la simbología utilizada para su identificación.

Tabla No. 1. Segregación y desactivación de los residuos generados en los laboratorios del Instituto Tecnológico de Sonora.

RESIDUO

TIPO DE RECIPIENTE EN EL QUE SE

DEBE DISPONER

Y ETIQUETA DE IDENTIFICACIÓN

DISPOSICIÓN Y/O DESACTIVACIÓN

Ordinarios o comunes

Residuos sólidos de oficinas, pasillos, áreas comunes, cafeterías y demás áreas de uso general.

Bolsa Negra o común

Son recolectados por la dependencia correspondiente en el ramo de recolección de basura.

Residuos de riesgo biológico infecciosos

Residuos que contienen microorganismos tales como bacterias, parásitos, virus, hongos, virus oncogénicos y recombinantes como sus toxinas, con el suficiente grado de virulencia y concentración que pueden producir una enfermedad infecciosa en huéspedes susceptibles; que no pueden ser sometidos a una desactivación de alta eficiencia.

Bolsa Roja

Desactivación previa en una autoclave. Se envían luego a incineración.

Residuos de animales

Animales de experimentación, inoculados con microorganismos patógenos y/o provenientes de animales portadores de animales infectocontagiosos.

Bolsa Negra

Se mantienen congelados hasta que se envían luego a incineración.

Indicación: es importante no mezclar otros desechos que no sean de residuos animales, tales como material de laboratorio, agujas, etc.

Punzo Cortantes

Agujas, cuchillas, resto de ampolletas, pipetas, láminas de bisturí o vidrio y cualquier otro elemento que por sus características punzo cortantes pueda lesionar y ocasionar un riesgo infeccioso.

Recipiente para punzo cortantes

Se almacenan en los recipientes para punzo cortantes, después son recolectados por el personal autorizado y como disposición final, estos residuos son incinerados.

Residuos ácidos o básicos

Residuos líquidos provenientes de sustancias con carácter ácido o alcalino.

Almacenar en recipientes plásticos.

Estos residuos se deben neutralizar con una base o ácido débil según sea el caso, hasta obtener un pH cercano a la neutralidad y verter al alcantarillado si no contiene una sustancia tóxica. Véase también procedimientos 5.3.1 y 5.3.2

Solventes

Residuos de solventes como hidrocarburos, alcoholes, ésteres, cetonas, organoclorados, entre otros.

Almacenar en recipientes de vidrio, metálicos o de un material apropiado según las características de la sustancia.

Si es posible se puede destilar y reutilizar en el laboratorio; si no es posible se debe entregar a una empresa especializada para que los recupere o lo incinere. Véase también, procedimiento 5.3.3

Residuos de compuestos inorgánicos.

Corresponde a residuos de sustancias que contengan concentraciones de aniones como nitritos, nitratos, amonio, sulfatos, cloruros, entre otras, con concentraciones elevadas o que superen los parámetros establecidos por la norma oficial mexicana NOM-052-ECOL-1993.

Almacenar en garrafas plásticas.

Si no es posible hacer un tratamiento o desactivación de estos residuos, se deben entregar a una compañía para que los disponga. No se deben diluir estos residuos con el fin de cumplir la norma.

Metales pesados

Se hace referencia a cualquier residuo líquidos que contenga metales como mercurio, plomo, cadmio, níquel, cobalto, estaño, bario, cromo, antimonio, vanadio, zinc, plata, selenio, arsénico, entre otros.

Se deben disponer en envases plásticos.

Según la naturaleza de cada uno de estos elementos se puede hacer un tratamiento por precipitación o floculación de los metales. Si no se hace un tratamiento previo, se deben entregar a una empresa especializada para que los disponga. Los lodos resultantes de la precipitación se deben desactivar mediante encapsulamiento con cal u otro tratamiento adecuado y enviarlos a confinamiento.

En la tabla anterior, se mostraron algunos métodos generales para disposición de una diversa variedad de residuos, a continuación, se muestran algunos métodos para tratamiento más detallados de acuerdo a la naturaleza del residuo, útiles para su desactivación (Quintero, 2005).

5.3.1 Ácidos.

Una vez colectados los residuos, se procederá a diluir éstos con agua de la llave. Se puede iniciar haciendo pruebas con una muestra pura y diluirla con agua. Por lo mínimo, esta dilución deberá hacerse con relación de 1:100 de agua. Una vez diluido, se neutralizará con hidróxido de sodio (NaOH) al 10% en peso, hasta alcanzar un pH entre 5 y 7. Con esto, estará listo para verter en la alcantarilla. Peligro: Calor y vapores son generados durante este procedimiento. Realizar este procedimiento en una campana de vapores con el apropiado equipo de protección personal. Varias quemaduras podrían resultar si se utiliza inapropiadamente el equipo de protección personal.

5.3.2 Bases (Hidróxidos).

Al término de la práctica, todos los residuos que sean hidróxidos que se hayan generado deben ser colectados en su contenedor correspondiente. El tratamiento se proporcionará diluyendo éstos residuos con agua de la llave, para después neutralizar con ácido sulfúrico 10% en peso hasta alcanzar un pH entre 5 y 7. Con esto está listo para verter en la alcantarilla. Peligro: Calor y vapores son generados durante este procedimiento. Realizar este procedimiento en una campana de vapores con el apropiado equipo de protección personal. Varias quemaduras podrían resultar si se utiliza inapropiadamente el equipo de protección personal.

5.3.3 Alcoholes y Acetona

Cuando se tienen residuos de este tipo, la recomendación es incinerarlos en plantas apropiadas. Por lo que se recolectara en un centro de acopio por el laboratorista llenando la documentación correspondiente.

5.3.4 Acetatos

El tratamiento se proporcionará diluyendo éstos residuos con agua de la llave, para después neutralizar con ácido sulfúrico 10% en peso hasta alcanzar un pH entre 5 y 7. Con esto está listo para verter en la alcantarilla.

5.3.5 Cianuro de Potasio

El tratamiento se proporcionará diluyendo éstos residuos con agua de la llave, para después agregar NaOH 5%, y luego NaClO concentrado 10-12% en exceso. Se deja estar toda una noche y luego se verte al alcantarillado.

5.3.6 Cianuro de Sodio

El tratamiento se proporcionará diluyendo éstos residuos con agua de la llave, para después agregar NaOH 5% y luego NaClO concentrado 10-12% en exceso. Se deja estar toda una noche y luego se verte al alcantarillado.

5.3.7 Cloruro de amonio

Al término de la práctica, todos los residuos de cloruro de amonio que se hayan generado deben ser colectados en su contenedor correspondiente. El tratamiento se proporcionará diluyendo éstos residuos con agua de la llave, para después neutralizar con ácido sulfúrico 20-30% hasta alcanzar un pH entre 5 y 7. Después de esto se puede verter al alcantarillado.

5.3.8 Cloruro de Mercurio Saturado

Al término de la práctica, todos los residuos de cloruro de mercurio saturado que se hayan generado deben ser colectados en su contenedor correspondiente. En el caso de que haya mercurio metálico derramado, éste se mezcla con azufre en polvo y se revuelve para su conversión en HgS, para el tratamiento de los compuestos de Hg, éstos se vierten sobre un exceso de solución de NaOH 5% y luego se agrega una solución de Na2S 10-20%. Se filtra el precipitado de HgS y se seca al aire. Se guarda en recipientes herméticos de vidrio, que se introducen, rodeados de arena, en recipientes de polietileno para depositarlos en sitios autorizados.

5.3.9 Cloruro estanoso

Al término de la práctica, todos los residuos de cloruro estanoso que se hayan generado deben ser colectados en su contenedor correspondiente. Para su tratamiento, se requiere rociar los residuos de cloruro estanoso sobre una capa gruesa de una mezcla de Na2CO3 y cal apagada. Se mezcla y atomiza agua. Se neutraliza y se vierte al desagüe.

5.3.10 Cromato y dicromato de potasio

Para su tratamiento, se mezclan estos residuos con exceso de Na2SO3 sólido, luego se adiciona con agitación y después de 3-4 horas se agrupa con cuidado una pequeña cantidad de ácido sulfúrico diluido. Cuando todo el cromo está como Cr3+ , se adiciona NaOH para que precipite como hidróxido. Se filtra y el filtrado se agrega Na2SO3 y luego NaOH para asegurarse de tener todo el cromo en forma insoluble. El precipitado de cromo se filtra, se seca al aire y se guarda en recipientes de polietileno. Se deposita en sitio previamente autorizado.

5.3.11 Difenilamina en HCI

Al término de la práctica, todos los residuos de difenilamina en HCI que se hayan generado deben ser colectados en su contenedor correspondiente. Para su tratamiento, los residuos de difenilamina se neutralizan con H2SO4 5-10% y luego se vierten en el alcantarillado. Las que requieren ser destruidas (cancerígenas) se incineran o tratan con KMnO4 en H2SO4, previa disolución con ácido ascórbico, se neutraliza y se vierte al alcantarillado.

5.3.12 EDTA

Al término de la práctica, todos los residuos de EDTA que se hayan generado deben ser colectados en su contenedor correspondiente. El tratamiento se proporcionará diluyendo éstos residuos con agua de la llave, para después neutralizar con hidróxido de sodio 10 % hasta alcanzar un pH entre 5 y 7. Después de esto, se puede verter al alcantarillado o se incineran.

5.3.13 Nitrato de mercurio

Al término de la práctica, todos los residuos de nitrato de mercurio que se hayan generado deben ser colectados en su contenedor correspondiente. En el caso de que haya mercurio metálico derramado, éste se mezcla con azufre en polvo y se revuelve para su conversión en HgS, para el tratamiento de los compuestos de Hg, éstos se vierten sobre un exceso de solución de NaOH 5% y luego se agrega una solución de Na2S 10-20%. Se filtra el precipitado de HgS y se seca al aire. Se guarda en recipientes herméticos de vidrio, que se introducen, rodeados de arena, en recipientes de polietileno para depositarlos en sitios autorizados.

5.3.14 Nitrato de plomo

Al término de la práctica, todos los residuos de nitrato de plomo que se hayan generado deben ser colectados en su contenedor correspondiente. Su tratamiento se realiza vertiendo dichos residuos sobre un exceso de solución de NaOH 10%, a la cual se adiciona Na2S 10% . Se agita, se filtra el precipitado, se seca y se guarda en recipientes de polietileno para trasladarlos a un depósito autorizado.

5.3.15 Oxido de plomo

Al término de la práctica, todos los residuos de óxido de plomo que se hayan generado deben ser colectados en su contenedor correspondiente. Su tratamiento se realiza vertiendo dichos residuos sobre un exceso de solución de NaOH 10%, a la cual se adiciona Na2S 10%. Se agita, se filtra el precipitado, se seca y se guarda en recipientes de polietileno para trasladarlos a un depósito autorizado.

5.3.16 Peróxido de hidrógeno

Al término de la práctica, todos los residuos de peróxido de hidrógeno que se hayan generado deben ser colectados en su contenedor correspondiente. El tratamiento se proporcionará diluyendo éstos residuos con agua de la llave, para después agregar cloruro férrico sólido a la solución para acelerara la descomposición. Se deja estar una noche y luego se vierte en el alcantarillado. Aprobación revisión.

5.3.17 Sulfuro de amonio

Todos los residuos de sulfuro de amonio que se hayan generado deben ser colectados en su contenedor correspondiente. El tratamiento se proporcionará agregando los residuos de sulfuro de amonio lentamente sobre una solución de NaCIO al 10%, con agitación; se vierte la mezcla en el alcantarillado.

5.4. Entrega a una empresa especializada en el manejo de residuos.

Los residuos que no se pueden minimizar ni verter por el desagüe se deben desactivar, segregar, envasar y almacenar temporalmente, hasta que se entreguen, a una empresa especializada en el manejo y tratamiento de residuos; en tal caso los recipientes donde se guarden los residuos deben estar debidamente clasificados e identificados por medio de un sello adhesivo o etiqueta de identificación.

5.5. Etiquetado de frascos contenedores de sustancias químicas y residuos peligrosos.

Las botellas de vidrio, así como los recipientes plásticos, ya sea que contentan algún tipo de sustancia química o residuo peligroso, deberán tener la siguiente etiqueta de identificación, llenada por la persona responsable de acuerdo a las características de la sustancia en cuestión.

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: