"POR UN PLANETA LIBRE DE CONTAMINACION"

Archivo para 12/05/2012

NORMA Oficial Mexicana NOM-020-STPS-2011

Al margen un sello con el Escudo Nacional, que dice: Estados Unidos Mexicanos.- Secretaría del Trabajo y Previsión Social.

ROSALINDA VELEZ JUAREZ, Secretaria del Trabajo y Previsión Social, con fundamento en los artículos 16 y 40, fracciones I y XI, de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal; 512, 523, fracción I, 524 y 527, último párrafo, de la Ley Federal del Trabajo; 3o., fracción XI, 38, fracción II, 40, fracción VII, 47, fracción IV, y 51, cuarto párrafo, de la Ley Federal sobre Metrología y Normalización; 28 del Reglamento de la Ley Federal sobre Metrología y Normalización; 4o., 17, fracciones I, II y IX, 29 al 34 y 36 al 39 del Reglamento Federal de Seguridad, Higiene y Medio Ambiente de Trabajo, y 19 del Reglamento Interior de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, y
CONSIDERANDO
Que con fecha 30 de noviembre de 2010, en cumplimiento de lo previsto por el artículo 46, fracción I, de la Ley Federal sobre Metrología y Normalización, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social presentó ante el Comité Consultivo Nacional de Normalización de Seguridad y Salud en el Trabajo, el Anteproyecto de Modificación de la presente Norma Oficial Mexicana, y que el citado Comité lo consideró correcto y acordó que se publicara como Proyecto en el Diario Oficial de la Federación;
Que con objeto de cumplir con lo dispuesto en los artículos 69-E y 69-H, de la Ley Federal de Procedimiento Administrativo, el Anteproyecto correspondiente fue sometido a la consideración de la Comisión Federal de Mejora Regulatoria, la que dictaminó favorablemente en relación con el mismo;
Que con fecha 27 de diciembre de 2010, en cumplimiento del Acuerdo por el que se establece la organización y Reglas de Operación del Comité Consultivo Nacional de Normalización de Seguridad y Salud en el Trabajo, y de lo previsto por el artículo 47, fracción I, de la Ley Federal sobre Metrología y Normalización, se publicó en el Diario Oficial de la Federación el Proyecto de modificación de la Norma Oficial Mexicana NOM-020-STPS-2002, Recipientes sujetos a presión y calderas – Funcionamiento – Condiciones de seguridad, para quedar como PROY-NOM-020-STPS-2010, Recipientes sujetos a presión, recipientes criogénicos y generadores de vapor o calderas – Funcionamiento – Condiciones de seguridad, a efecto de que, dentro de los 60 días naturales siguientes a dicha publicación, los interesados presentaran sus comentarios al Comité;
Que habiendo recibido comentarios de 21 promoventes, el Comité referido procedió a su estudio y resolvió oportunamente sobre los mismos, publicando esta dependencia las respuestas respectivas en el Diario Oficial de la Federación de 30 de noviembre de 2011, en cumplimiento a lo previsto por el artículo 47, fracción III, de la Ley Federal sobre Metrología y Normalización;
Que derivado de la incorporación de los comentarios presentados al Proyecto de modificación de la Norma Oficial Mexicana NOM-020-STPS-2002, Recipientes sujetos a presión y calderas – Funcionamiento – Condiciones de seguridad, para quedar como PROY-NOM-020-STPS-2010, Recipientes sujetos a presión, recipientes criogénicos y generadores de vapor o calderas – Funcionamiento – Condiciones de seguridad, así como de la revisión final del propio proyecto, se realizaron diversas modificaciones con el propósito de dar claridad, congruencia y certeza jurídica en cuanto a las disposiciones que aplican en los centros de trabajo, y
Que en atención a las anteriores consideraciones y toda vez que el Comité Consultivo Nacional de Normalización de Seguridad y Salud en el Trabajo otorgó la aprobación respectiva, se expide la siguiente:
NORMA OFICIAL MEXICANA NOM-020-STPS-2011, RECIPIENTES SUJETOS A PRESION, RECIPIENTES
CRIOGENICOS Y GENERADORES DE VAPOR O CALDERAS – FUNCIONAMIENTO CONDICIONES DE
SEGURIDAD
Indice
1.     Objetivo
2.     Campo de aplicación
3.     Referencias
4.     Definiciones
5.     Obligaciones del patrón
6.     Obligaciones de los trabajadores
7.     Clasificación de los equipos
8.     Listado de los equipos
9.     Expediente de los equipos
10.   Programas específicos de revisión y mantenimiento a los equipos
11.   Procedimientos para la operación, revisión y mantenimiento de los equipos
12.   Condiciones de seguridad de los equipos
13.   Pruebas de presión y exámenes no destructivos
14.   Funcionamiento de los dispositivos de relevo de presión
15.   Plan de atención a emergencias
16.   Avisos
17.   Capacitación
18.   Registros
19.   Unidades de verificación
20.   Procedimiento para la evaluación de la conformidad
21.   Vigilancia
22.   Bibliografía
23.   Concordancia con normas internacionales
       Transitorios
       Guía de Referencia I Equivalencias de valores de presión, volumen y capacidad térmica
       Guía de Referencia II Clasificación de los Recipientes Sujetos a Presión, Recipientes Criogénicos y Generadores de Vapor o Calderas conforme al Sistema Métrico Decimal
       Guía de Referencia III Exámenes no destructivos
1. Objetivo
Establecer los requisitos de seguridad para el funcionamiento de los recipientes sujetos a presión, recipientes criogénicos y generadores de vapor o calderas en los centros de trabajo, a fin de prevenir riesgos a los trabajadores y daños en las instalaciones.
2. Campo de aplicación
2.1 La presente Norma Oficial Mexicana rige en todo el territorio nacional y aplica en todos los centros de trabajo en donde funcionen recipientes sujetos a presión, recipientes criogénicos y generadores de vapor o calderas.
2.2 La presente Norma Oficial Mexicana no aplica para los equipos siguientes:
a)    Campanas de buceo;
b)    Campanas o cámaras hiperbáricas;
c)    Recipientes utilizados como extintores;
d)    Contenedores que trabajen a presión atmosférica;
e)    Recipientes que trabajen interconectados en una misma línea de proceso, donde la presión de operación del conjunto de equipos y de cada uno de los equipos, se encuentren entre 29.42 kPa y 196.14 kPa de presión manométrica y, al final de la línea de proceso, se encuentren abiertos a la atmósfera;
f)     Tuberías, cabezales de distribución que no se utilicen como acumuladores de fluidos y sus componentes (juntas de expansión y conexiones);
g)    Recipientes portátiles que contengan gases comprimidos;
h)    Accesorios presurizados y utilizados como componentes o mecanismos que sirven para mezclado, separación, aspersión, distribución, medición, filtrado o control de fluidos que no rebasen 0.15 m de diámetro nominal, instalados en los recipientes sujetos a presión;
i)     Recipientes instalados en equipos móviles asociados con sus sistemas de frenado;
j)     Recipientes que contengan gas licuado de petróleo, regulados por disposiciones legales cuya vigilancia compete a la Secretaría de Energía, y
k)    Carros-tanque que transportan gases comprimidos, cuya regulación se encuentra a cargo de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.
3. Referencias
Para la correcta interpretación de esta Norma, deberán consultarse las siguientes normas vigentes o las que las sustituyan:
3.1 NOM-002-STPS-2010, Condiciones de seguridad – Prevención y protección contra incendios en los centros de trabajo.
3.2 NOM-018-STPS-2000, Sistema para la identificación y comunicación de peligros y riesgos por sustancias químicas peligrosas en los centros de trabajo.
3.3 NOM-022-STPS-2008, Electricidad estática en los centros de trabajo – Condiciones de seguridad.
3.4 NOM-026-STPS-2008, Colores y señales de seguridad e higiene, e identificación de riesgos por fluidos conducidos en tuberías.
3.5 NOM-008-SCFI-2002, Sistema General de Unidades de Medida.
3.6 NOM-093-SCFI-1994, Válvulas de relevo de presión (seguridad, seguridad-alivio y alivio) operadas por resorte y piloto; fabricadas de acero y bronce.
3.7 NMX-B-482-1991, Capacitación, calificación y certificación de personal de ensayos no destructivos.
4. Definiciones
Para efectos de la presente Norma, se establecen las definiciones siguientes:
4.1 Alteraciones: Las modificaciones realizadas a un equipo que cambian su capacidad para resistir la temperatura o presión de diseño original, aún cuando no impliquen cambios físicos en el equipo.
No se consideran como alteraciones, la sustitución de accesorios o instrumentos por otros de las mismas características.
4.2 Autoridad del trabajo; Autoridad laboral: Las unidades administrativas competentes de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social que realizan funciones de inspección en materia de seguridad y salud en el trabajo y las correspondientes de las entidades federativas y del Distrito Federal, que actúen en auxilio de aquéllas.
4.3 Centro de trabajo: Aquellos lugares tales como edificios, locales, instalaciones y áreas, en los que se realicen actividades de producción, comercialización, transporte y almacenamiento o prestación de servicios, o en el que laboren personas que estén sujetas a una relación de trabajo.
4.4 Certificado de fabricación: El documento emitido y avalado por el fabricante original del equipo, en el que se establece el diseño, materiales, datos e información para su uso, pruebas y revisiones, acordes con lo establecido en el código o norma empleados para su construcción.
4.5 Código o norma: El conjunto de reglas técnicas en que está basado el diseño, construcción, instalación, pruebas, reparación o alteración de los equipos.
4.6 Condiciones de operación: Las variables de funcionamiento de los equipos, que incluyen los límites de presión y temperatura aceptados y reconocidos como seguros, de acuerdo con las características de diseño y fabricación, y que no activan los dispositivos de seguridad ni sobrepasan los rangos de seguridad de sus instrumentos de control.
4.7 Dispositivos de relevo de presión; dispositivo de seguridad: Los accesorios o cualquier otro elemento calibrados para desahogar una sobrepresión, tales como válvulas de seguridad, válvulas de alivio de presión, discos de ruptura, entre otros.
4.8 Equipo(s): El o los recipientes cerrados sometidos a una presión interna o externa, recipientes criogénicos y generadores de vapor o calderas.
4.9 Equipo auxiliar: El accesorio o componente requerido para el funcionamiento de generadores de vapor o calderas, tales como contenedores para el suministro de agua, aire o combustible; equipo de tratamiento de aguas, de bombeo y de condensados; cabezales de distribución; ventilador(es), y extractor(es), entre otros.
4.10 Equipos nuevos: Aquéllos que no han sido puestos en funcionamiento desde su fabricación; que cuentan con certificado de fabricación o con el estampado de cumplimiento con el código o norma; que conservan las condiciones de integridad con las que fueron diseñados y construidos, y que no han sufrido alteraciones.
4.11 Exámenes no destructivos (END): Los tipos de ensayos practicados al material de un equipo y/o a sus uniones, que no alteran de manera permanente sus propiedades físicas, químicas, mecánicas o dimensionales.
4.12 Fluidos peligrosos: Aquellas sustancias químicas que por sus características intrínsecas y de temperatura en el proceso, cumplen con lo siguiente:
a)    Representan riesgos a la salud, de inflamabilidad y/o reactividad, por tratarse de sustancias oxidantes o que reaccionan al contacto con el agua, según lo establecido en la NOM-018-STPS-2000, o las que la sustituyan, o
b)    Su temperatura de operación sea mayor a 50 ºC, o
c)    Su temperatura sea inferior a -10 °C.
4.13 Funcionamiento: La operación segura de los equipos y de sus elementos de seguridad, soportada en las acciones realizadas en su revisión y mantenimiento.
4.14 Gas licuado de petróleo; gas L.P.: El combustible en cuya composición química predominan los hidrocarburos butano y propano.
4.15 Generador de vapor o caldera: El aparato que se utiliza para generar vapor de agua o para calentar un fluido en estado líquido, mediante la aplicación del calor producido por la combustión de materiales, reacciones químicas o energía solar o eléctrica.
4.16 Instrucciones o procedimientos de seguridad: La descripción, en orden lógico y secuencial, de las actividades y condiciones seguras que deberán seguir los trabajadores en la operación, revisión, mantenimiento, pruebas de presión y exámenes no destructivos de los equipos.
4.17 Instrumentos de control: Los elementos instalados en el equipo para manejar, regular y/o supervisar sus variables de operación, entre otros, las columnas de agua, los indicadores de nivel y los controles de presión.
4.18 Patrón: La persona física o moral en cuyo centro de trabajo opera algún equipo y que es responsable de su funcionamiento.
4.19 Personal calificado: La persona con conocimientos y experiencia para realizar reparaciones de los equipos que requieren soldadura o alteraciones.
4.20 Personal capacitado: La persona con conocimientos para realizar actividades de operación, mantenimiento o reparación de equipos.
4.21 Personal certificado: La persona con capacidad técnica y experiencia para realizar, supervisar, interpretar y evaluar los resultados de exámenes no destructivos, de acuerdo con lo dispuesto por la NMX-B-482-1991, o las que la sustituyan, o equivalente.
4.22 Presión de calibración: El valor de la presión al que se ajusta la apertura de un dispositivo de relevo de presión.
4.23 Presión de diseño: El valor de la presión establecido en la fabricación del equipo, sobre las condiciones más severas de presión y temperatura esperadas durante su funcionamiento, y conforme a las cuales se determinan las especificaciones más estrictas de espesor de pared y de sus componentes.
4.24 Presión de operación: La presión manométrica a la que funciona un equipo en condiciones normales.
4.25 Presión de prueba: El valor de la presión a la que se somete un equipo, con base en el código o norma de construcción, para comprobar que sus partes constitutivas son seguras en su operación.
4.26 Presión de trabajo máxima permitida: El menor de los valores de presión calculado para cualquiera de las partes esenciales del equipo según su diseño, o recalculado usando los espesores actuales, sin que presente deformación permanente.
4.27 Procedimiento para la evaluación de la conformidad: La metodología para evaluar la conformidad con la presente Norma Oficial Mexicana.
4.28 Recipiente criogénico: El recipiente sujeto a presión que contiene un fluido criogénico -oxígeno, nitrógeno, argón, helio e hidrógeno, entre otros-, o gases condensados o licuados -bióxido de carbono y óxido nitroso, entre otros-, de doble pared, con un tanque interior y uno exterior, en su caso.
Entre los dos tanques se tiene un espacio anular con vacío y un material con propiedades de aislamiento para evitar la transferencia de calor por conducción, convección y radiación, desde el medio ambiente exterior hasta los gases en estado líquido en su interior.
4.29 Recipiente sujeto a presión: El aparato construido para operar a una presión superior a la atmosférica o sometido a vacío. La presión puede ejercerse sobre la superficie interior, la exterior y/o los componentes del equipo. Dicha presión puede provenir de fuentes externas o mediante la aplicación de calor, desde una fuente directa, indirecta o cualquier combinación de éstas.
4.30 Registro: La evidencia objetiva de la realización de actividades de operación, revisión y mantenimiento, así como del historial de las pruebas de presión o exámenes no destructivos practicados al equipo.
4.31 Reparación: Los trabajos realizados, de conformidad con un código o norma, que restauran a un estado apropiado al equipo para que funcione en condiciones seguras.
4.32 Reporte de servicios: El documento emitido por una unidad de verificación tipo “C”, acreditada y aprobada en los términos de la Ley Federal sobre Metrología y Normalización, en el que hace constar que se prestaron, a petición del patrón, los servicios de elaboración, ejecución y validación de los requerimientos establecidos en la presente Norma.
4.33 Revisión: Las actividades realizadas por personal con conocimientos para determinar si el equipo opera en condiciones seguras de funcionamiento y se cumplen los procedimientos de operación y los programas de mantenimiento.
4.34 Riesgo inminente: La condición de operación fuera de los parámetros normales de un equipo y/o la ausencia de instrumentos de control, que pone en peligro su integridad física, la de los trabajadores y/o las instalaciones del centro de trabajo.
4.35 Secretaría: La Secretaría del Trabajo y Previsión Social.
4.36 Superficie de calefacción: El área de transferencia de calor de un intercambiador de calor, o de un generador de vapor o caldera, que se encuentra en contacto simultáneo, por un lado con la fuente de energía térmica y, por el otro, con el fluido de trabajo o parte fría.
4.37 Temperatura de diseño: La temperatura esperada en el equipo bajo las condiciones de operación máxima extraordinaria y que puede ser igual o mayor a la temperatura de operación.
4.38 Temperatura de operación: La temperatura máxima del metal en el equipo que se alcanza bajo condiciones normales de funcionamiento, y que nunca deberá exceder el valor de la temperatura de diseño.
4.39 Temperatura extrema: La temperatura exterior de un equipo, mayor de 50 ºC o menor a -10 ºC, y que en caso de entrar en contacto con la piel provoca quemaduras al trabajador.
4.40 Transitorios relevantes: Aquellas condiciones momentáneas ocurridas fuera de los parámetros normales de operación segura de un equipo.
4.41 Unidad de verificación tipo “A”: La persona física o moral, acreditada y aprobada en los términos de la Ley Federal sobre Metrología y Normalización, para verificar el grado de cumplimiento con la presente Norma mediante la emisión de un dictamen de evaluación de la conformidad.
4.42 Unidad de verificación tipo “B”: La persona física o moral, acreditada y aprobada en los términos de la Ley Federal sobre Metrología y Normalización, constituida por el propio centro de trabajo y que forma parte integrante del mismo, con independencia de juicio, integridad en relación con sus actividades y sin conflicto de intereses, responsable de verificar el grado de cumplimiento con la presente Norma mediante la emisión de un dictamen de evaluación de la conformidad.
4.43 Unidad de verificación tipo “C”: La persona física o moral, acreditada y aprobada en los términos de la Ley Federal sobre Metrología y Normalización, que cuenta con personal para realizar de manera independiente:
a)    Los servicios de elaboración, ejecución y validación de los requerimientos establecidos en la presente Norma, mediante la emisión de un reporte de servicios, y
b)    La verificación del grado de cumplimiento con la presente Norma mediante la emisión de un dictamen de evaluación de la conformidad.
5. Obligaciones del patrón
5.1 Clasificar a los equipos instalados en el centro de trabajo en las categorías I, II ó III, de conformidad con lo previsto en el Capítulo 7 de la presente Norma.
5.2 Contar con un listado actualizado de los equipos que se encuentren instalados en el centro de trabajo, de acuerdo con lo dispuesto en el Capítulo 8 de esta Norma.
5.3 Disponer de un expediente por cada equipo que esté instalado en el centro de trabajo, conforme a lo establecido en el Capítulo 9 de la presente Norma.
5.4 Elaborar y aplicar programas específicos de revisión y mantenimiento para los equipos clasificados en las categorías II y III, con base en lo señalado en el Capítulo 10 de esta Norma.
5.5 Elaborar y aplicar programas de revisión y calibración a los instrumentos de control y dispositivos de relevo de presión de los equipos, según aplique.
5.6 Contar y aplicar procedimientos de operación, revisión y mantenimiento de los equipos, en idioma español, de conformidad con lo dispuesto por el Capítulo 11 de la presente Norma. Los procedimientos podrán ser elaborados por equipo o por conjunto de equipos interconectados o de aplicación común.
5.7 Realizar el mantenimiento y reparación de los equipos que no requieran soldadura, con personal capacitado en la materia.
5.8 Realizar las reparaciones de los equipos que requieran soldadura o alteraciones, de acuerdo con los procedimientos desarrollados para tal fin y con personal calificado.
5.9 Cumplir con las condiciones de seguridad de los equipos, según aplique, de acuerdo con lo establecido en el Capítulo 12 de esta Norma.
5.10 Determinar y practicar pruebas de presión o exámenes no destructivos a los equipos clasificados en las categorías II y III, conforme a lo señalado en el Capítulo 13 de la presente Norma.
5.11 Demostrar que los dispositivos de relevo de presión de los equipos se encuentran en condiciones de funcionamiento, con base en lo dispuesto por el Capítulo 14 de esta Norma.
5.12 Contar con un plan de atención a emergencias para los equipos clasificados en las categorías II y III, de conformidad con lo que determina el Capítulo 15 de la presente Norma.
5.13 Dar aviso a la Secretaría de que los equipos que funcionen en su centro de trabajo, clasificados en la Categoría III, cumplen con esta Norma, de acuerdo con las modalidades previstas en el Capítulo 16 de la misma.
5.14 Informar a los trabajadores y a la comisión de seguridad e higiene sobre los peligros y riesgos inherentes a los equipos y a los fluidos que contienen.
5.15 Capacitar al personal que realiza actividades de operación, mantenimiento, reparación y pruebas de presión o exámenes no destructivos a equipos clasificados en las categorías II y III, en las materias que les sean aplicables, conforme a lo establecido en el Capítulo 17 de la presente Norma.
5.16 Contar con los registros de operación de los equipos instalados en el centro de trabajo, clasificados en las categorías II y III, de acuerdo con lo que determina el Capítulo 18 de esta Norma.
5.17 Contar con los registros de resultados de la revisión, mantenimiento y pruebas de presión o exámenes no destructivos realizados a los equipos clasificados en las categorías II y III, con base en lo dispuesto en el Capítulo 18 de la presente Norma.
5.18 Exhibir a la autoridad del trabajo los documentos, registros e información que la presente Norma le obligue a elaborar o poseer, cuando ésta así lo solicite.
6. Obligaciones de los trabajadores
6.1 Revisar el estado de los equipos antes de operarlos.
6.2 Operar, revisar y proporcionar el mantenimiento a los equipos, según aplique, de conformidad con las instrucciones y/o procedimientos de seguridad.
6.3 Informar al patrón y a la comisión de seguridad e higiene sobre las anomalías y condiciones inseguras de funcionamiento de los equipos, aunque hayan sido subsanadas.
6.4 Informar al patrón y a la comisión de seguridad e higiene sobre las condiciones de riesgo inminente que detecten en el funcionamiento de los equipos.
6.5 Participar en la capacitación y adiestramiento que proporcione el patrón.
7. Clasificación de los equipos
7.1 Los equipos instalados en el centro de trabajo se deberán clasificar de conformidad con lo siguiente:
7.1.1 Los recipientes sujetos a presión se clasificarán en las categorías siguientes (Véase Tabla 1):
Tabla 1
Tipos de Categorías para Recipientes Sujetos a Presión*
Categoría
Fluido
Presión**
Volumen
I
Agua, aire y/o fluido no peligroso
Menor o igual a 490.33 kPa
Menor o igual a 0.5 m3
II
Agua, aire y/o fluido no peligroso
Menor o igual a 490.33 kPa
Mayor a 0.5 m3
Agua, aire y/o fluido no peligroso
Mayor a 490.33 kPa y menor o
igual a 784.53 kPa
Menor o igual a 1 m3
Peligroso
Menor o igual a 686.47 kPa
Menor o igual a 1 m3
III
Agua, aire y/o fluido no peligroso
Mayor a 490.33 kPa y menor o
igual a 784.53 kPa
Mayor a 1 m3
Agua, aire y/o fluido no peligroso
Mayor a 784.53 kPa
Cualquier volumen
Peligroso
Menor o igual a 686.47 kPa
Mayor a 1 m3
Peligroso
Mayor a 686.47 kPa
Cualquier volumen
*      Véanse Guías de Referencia I y II, para identificar los valores equivalentes de presión y volumen en el sistema MKS.
**     Presión de calibración en su(s) dispositivo(s) de relevo de presión.
a)    Categoría I:
       Los recipientes sujetos a presión que contengan agua, aire y/o cualquier fluido no peligroso, con presión de calibración menor o igual a 490.33 kPa y un volumen menor o igual a 0.5 m3.
b)    Categoría II:
Los recipientes sujetos a presión que:
1)   Contengan agua, aire y/o cualquier fluido no peligroso, con presión de calibración menor o igual a 490.33 kPa y un volumen mayor a 0.5 m3, o
2)   Contengan agua, aire y/o cualquier fluido no peligroso, con presión de calibración mayor a 490.33 kPa pero menor o igual a 784.53 kPa y un volumen menor o igual a 1 m3, o
3)   Manejen fluidos peligrosos, con presión de calibración menor o igual a 686.47 kPa y un volumen menor o igual a 1 m3.
c)    Categoría III:
Los recipientes sujetos a presión que:
1)   Contengan agua, aire y/o cualquier fluido no peligroso, con presión de calibración mayor a 490.33 kPa pero menor o igual a 784.53 kPa, y volumen mayor a 1 m3, o
2)   Contengan agua, aire y/o cualquier fluido no peligroso, con presión de calibración mayor de 784.53 kPa y cualquier volumen, o
3)   Manejen fluidos peligrosos con presión de calibración menor o igual a 686.47 kPa y volumen mayor a 1 m3, o
4)   Manejen fluidos peligrosos con presión de calibración mayor a 686.47 kPa y cualquier volumen.
7.1.2 Los recipientes criogénicos se clasificarán en las categorías siguientes (Véase Tabla 2):
Tabla 2
Tipos de Categorías para Recipientes Criogénicos
Categoría
Volumen
II
Menor o igual a 1 m3
III
Mayor a 1 m3
a)    Categoría II:
Los recipientes criogénicos que cuenten con un volumen menor o igual a 1 m3.
b)    Categoría III:
Los recipientes criogénicos que cuenten con un volumen mayor a 1 m3.
7.1.3 Los generadores de vapor o calderas se clasificarán en las categorías siguientes (Véase Tabla 3):
Tabla 3
Tipos de Categorías para Generadores de Vapor o Calderas*
Categoría
Presión**
Capacidad térmica
II
Menor o igual a 490.33 kPa
Menor o igual a 1 674.72 MJ/hr
III
Menor o igual a 490.33 kPa
Mayor a 1 674.72 MJ/hr
Mayor a 490.33 kPa
Cualquier capacidad
*      Véanse Guías de Referencia I y II, para identificar los valores equivalentes de presión y capacidad térmica en el sistema MKS.
**     Presión de calibración sobre la primera válvula de seguridad.
a)    Categoría II:
       Los generadores de vapor o calderas que tengan una presión de calibración menor o igual a 490.33 kPa y una capacidad térmica menor o igual a 1 674.72 MJ/hr.
b)    Categoría III:
       Los generadores de vapor o calderas que:
1)   Tengan una presión de calibración menor o igual a 490.33 kPa y una capacidad térmica mayor a 1 674.72 MJ/hr, o
2)   Tengan una presión de calibración mayor a 490.33 kPa y cualquier capacidad térmica.
8. Listado de los equipos
8.1 El listado de los equipos que se encuentren instalados en el centro de trabajo, deberán contener lo siguiente:
a)    El nombre genérico del equipo;
b)    El número de serie o único de identificación, la clave del equipo o número de TAG;
c)    La clasificación que corresponde a cada equipo, conforme al Capítulo 7 de esta Norma;
d)    El(los) fluido(s) manejado(s);
e)    La presión de calibración, en su caso;
f)     La capacidad volumétrica, en el caso de recipientes sujetos a presión y recipientes criogénicos;
g)    La capacidad térmica, en el caso de generadores de vapor o calderas;
h)    El área de ubicación del equipo;
i)     El número de dictamen o dictamen con reporte de servicios, emitido por una unidad de verificación, cuando se trate de los equipos clasificados en la Categoría III, y
j)     El número de control asignado por la Secretaría, a que se refiere el numeral 16.5 de la presente Norma, tratándose de los equipos clasificados en la Categoría III.
9. Expediente de los equipos
9.1 El expediente de cada uno de los equipos clasificados en la Categoría I, que se encuentren instalados en el centro de trabajo, deberá contener lo siguiente:
a)    El nombre genérico del equipo;
b)    El número de serie o único de identificación, la clave del equipo o número de TAG;
c)    La ficha técnica del equipo, que al menos considere:
1)   El(los) fluido(s) manejado(s) y su tipo de riesgo, en su caso;
2)   La(s) presión(es) de diseño;
3)   La(s) presión(es) de operación;
4)   La(s) presión(es) de calibración, en su caso;
5)   La(s) presión(es) de trabajo máxima(s) permitida(s);
6)   La capacidad volumétrica;
7)   La(s) temperatura(s) de diseño, y
8)   La(s) temperatura(s) de operación;
d)    La descripción breve de su operación;
e)    El registro de los resultados de las revisiones y mantenimientos efectuados, y
f)     La ubicación del equipo.
9.2 El expediente de cada uno de los equipos clasificados en la Categoría II, que se encuentren instalados en el centro de trabajo, deberá contener, según aplique, lo siguiente:
a)    El nombre genérico del equipo;
b)    El número de serie o único de identificación, la clave del equipo o número de TAG;
c)    El año de fabricación;
d)    El código o norma de construcción aplicable;
e)    El certificado de fabricación, cuando exista;
f)     La ficha técnica del equipo, que al menos considere:
1)   El(los) fluido(s) manejado(s) y su tipo de riesgo, en su caso;
2)   La(s) presión(es) de diseño;
3)   La(s) presión(es) de operación;
4)   La(s) presión(es) de calibración, en su caso;
5)   La(s) presión(es) de trabajo máxima(s) permitida(s);
6)   La(s) presión(es) de prueba hidrostática;
7)   La capacidad volumétrica, en el caso de recipientes sujetos a presión y recipientes criogénicos;
8)   La capacidad térmica, en el caso de generadores de vapor o calderas;
9)   La(s) temperatura(s) de diseño, y
10)  La(s) temperatura(s) de operación;
g)    La descripción breve de su operación;
h)    El registro de los resultados de las revisiones y mantenimientos efectuados;
i)     El registro de la última prueba de presión o exámenes no destructivos practicados a los equipos;
j)     El registro de las modificaciones y alteraciones efectuadas;
k)    El registro de las reparaciones que implicaron soldadura;
l)     El dibujo, plano simple o documento (libro de proyecto, manual o catálogo) del equipo, y
m)   El croquis de localización del (los) equipo(s) fijo(s) dentro del centro de trabajo, y tratándose de equipos móviles, la bitácora de ubicación.
9.3 El expediente de cada uno de los equipos clasificados en la Categoría III, que se encuentren instalados en el centro de trabajo, deberá contener, según aplique, lo siguiente:
a)    El nombre genérico del equipo;
b)    El número de serie o único de identificación, la clave del equipo o número de TAG;
c)    El número de control asignado por la Secretaría;
d)    El año de fabricación;
e)    El código o norma de construcción aplicable;
f)     El certificado de fabricación, cuando exista;
g)    La fotografía o calca de la placa de datos del equipo, adherida o estampada por el fabricante;
h)    La ficha técnica del equipo, que al menos considere:
1)   El (los) fluido(s) manejado(s) y su tipo de riesgo, en su caso;
2)   La(s) presión(es) de diseño;
3)   La(s) presión(es) de operación;
4)   La(s) presión(es) de calibración, en su caso;
5)   La(s) presión(es) de trabajo máxima(s) permitida(s);
6)   La(s) presión(es) de prueba hidrostática;
7)   La capacidad volumétrica, en el caso de recipientes sujetos a presión y recipientes criogénicos;
8)   La capacidad térmica, en el caso de generadores de vapor o calderas;
9)   La(s) temperatura(s) de diseño;
10)  La(s) temperatura(s) de operación;
11)  El tipo de dispositivos de relevo de presión, y
12)  El número de dispositivos de relevo de presión;
i)     La descripción breve de su operación;
j)     La descripción de los riesgos relacionados con su operación;
k)    Los elementos de seguridad para el control de las principales variables de su operación;
l)     El resumen cronológico de las revisiones y mantenimientos efectuados, de acuerdo con el programa que para tal efecto se elabore, debidamente registrados y documentados, avalados por escrito y firmados por el responsable de mantenimiento u operación de los equipos en el centro de trabajo;
m)   El resumen cronológico de las pruebas de presión o exámenes no destructivos practicados a los equipos;
n)    El resumen cronológico de las modificaciones y alteraciones efectuadas debidamente registradas y documentadas, avaladas por escrito y firmadas por el responsable de mantenimiento u operación de los equipos en el centro de trabajo;
o)    El resumen cronológico de las reparaciones que implicaron soldadura, avalados por escrito y firmados por el responsable de mantenimiento, operación o inspección del centro de trabajo;
p)    El dibujo, plano o documento (libro de proyecto, manual o catálogo) del equipo, que contemple:
1)   Los cortes del equipo, transversal y longitudinal;
2)   Las dimensiones del equipo, como diámetro, longitudes y espesores de fabricación;
3)   Los detalles relevantes, como ubicación de boquillas, accesorios y tipos de tapas, entre otros;
4)   La ubicación de los dispositivos de relevo de presión, ya sea en el propio equipo, en tuberías o en otro(s) equipo(s) con el (los) que se encuentre(n) interconectado(s), y
5)   El arreglo básico del sistema de soporte o cimentación;
q)    La memoria de cálculo actualizada, respaldada con la firma, el número de cédula profesional y el nombre de un ingeniero con conocimientos en la materia, que contenga lo siguiente:
1)   La presión interna máxima que soporte el equipo, en sus partes críticas, tales como envolventes, tapas, hogar, espejos y tubos, entre otros, según aplique;
2)   Los espesores mínimos requeridos, en sus partes;
3)   El área de desfogue de los dispositivos de seguridad para las condiciones de operación. En caso de no contar con este dispositivo, se deberá justificar la manera en que se protege al equipo por sobrepresión;
4)   La superficie de calefacción, cuando se trate de generadores de vapor o calderas;
5)   La capacidad volumétrica, en el caso de recipientes sujetos a presión y recipientes criogénicos, y
6)   La capacidad generativa, cuando se trate de generadores de vapor o calderas;
r)     El croquis de localización del (los) equipo(s) fijo(s) dentro del centro de trabajo, y tratándose de equipos móviles, la bitácora de ubicación, y
s)    El dictamen de evaluación de la conformidad o el dictamen de evaluación de la conformidad con reporte de servicios emitido por una unidad de verificación.
10. Programas específicos de revisión y mantenimiento a los equipos
10.1 Los programas específicos de revisión y mantenimiento para los equipos, clasificados en las categorías II y III, deberán contemplar, al menos, lo siguiente:
a)    Las fechas de ejecución;
b)    El período de ejecución;
c)    El tipo y la descripción general de las actividades por realizar, y
d)    El nombre del (de los) responsable(s) de la programación y ejecución de las actividades.
11. Procedimientos para la operación, revisión y mantenimiento de los equipos
11.1 Para la operación.
11.1.1 Para los equipos clasificados en la Categoría I, se deberá contar con las instrucciones o procedimientos correspondientes.
11.1.2 Para los equipos clasificados en la Categoría II, se deberá contar con el manual de operación, que considere, al menos, lo siguiente:
a)    El arranque y paro seguro de los equipos;
b)    Las medidas de seguridad por adoptar durante su funcionamiento;
c)    La atención de situaciones de emergencia, y
d)    El registro de las variables de operación de los equipos.
11.1.3 Para los equipos clasificados en la Categoría III, se deberá contar con el manual de operación que considere, al menos, lo siguiente:
a)    El arranque y paro seguro de los equipos;
b)    El uso de los instrumentos de medición;
c)    La interpretación de los valores de los límites seguros de operación y los transitorios relevantes;
d)    Las medidas de seguridad por adoptar durante su funcionamiento;
e)    El equipo de protección personal específico para las actividades a desarrollar;
f)     La atención de situaciones de emergencia, y
g)    El registro de las variables de operación de los equipos.
11.2 Para la revisión.
11.2.1 Para los equipos clasificados en la Categoría I, se deberá contar con las instrucciones o procedimientos correspondientes.
11.2.2 Para los equipos clasificados en las categorías II y III, se deberá contar con el manual de revisión que contenga, al menos, lo siguiente:
a)    El listado de verificación para la operación y mantenimiento del equipo;
b)    La constatación del cumplimiento de las condiciones de seguridad generales y específicas, según aplique, de conformidad con lo establecido en el Capítulo 12 de la presente Norma;
c)    La comprobación de la ejecución de las pruebas a los dispositivos de relevo de presión, así como pruebas de presión o exámenes no destructivos y pruebas de funcionamiento a los equipos, cada cinco años o después de realizada una reparación o alteración, y
d)    Los criterios para determinar si el equipo puede continuar o no en operación.
11.3 Para el mantenimiento.
11.3.1 Para los equipos clasificados en la Categoría I, se deberá contar con las instrucciones o procedimientos correspondientes.
11.3.2 Para los equipos clasificados en la Categoría II, se deberá contar con el manual de mantenimiento que considere al menos:
a)    El alcance del mantenimiento;
b)    Las medidas de seguridad por adoptar durante su ejecución;
c)    El equipo de protección personal o colectiva a utilizarse para cada tipo de actividad de trabajo;
d)    Los aparatos, instrumentos y herramientas por utilizar, y
e)    Los permisos de trabajo requeridos, en su caso.
11.3.3 Para los equipos clasificados en la Categoría III, se deberá contar con el manual de mantenimiento que considere al menos:
a)    El alcance del mantenimiento;
b)    La descripción de las principales actividades, por orden de ejecución;
c)    Las medidas de seguridad por adoptar durante su ejecución;
d)    El equipo de protección personal o colectiva a utilizarse para cada tipo de actividad de trabajo;
e)    Los aparatos, instrumentos y herramientas por utilizar;
f)     Los permisos de trabajo requeridos, y
g)    Las instrucciones de respuesta a emergencias.
12. Condiciones de seguridad de los equipos
12.1 Condiciones generales.
12.1.1 Para los equipos clasificados en la Categoría I, se deberá cumplir con lo siguiente:
a)    Tener marcado o pintado el número de serie o único de identificación, clave o número de TAG;
b)    Contar con el manómetro y, en su caso, con los instrumentos de control;
c)    Mantener sus instrumentos de control en condiciones seguras de operación;
d)    Contar con el dispositivo de relevo de presión, y
e)    Disponer de espacio suficiente para su operación, revisión y, en su caso, realización de las maniobras de mantenimiento, de conformidad con el manual de fabricación o recomendaciones del instalador.
12.1.2 Para los equipos clasificados en las categorías II y III, se deberá cumplir con lo siguiente:
a)    Tener marcado o pintado el número de serie o único de identificación, clave o número de TAG;
b)    Contar con protecciones físicas, como barreras de contención o cercas perimetrales, entre otras, en el caso de los que se encuentren en áreas o zonas en donde puedan estar expuestos a golpes de vehículos;
c)    Mantener su sistema de soporte o de cimentación en condiciones tales que no se afecte su operación;
d)    Disponer del espacio requerido para la operación de los equipos y, en su caso, la realización de las maniobras de mantenimiento, pruebas de presión y/o exámenes no destructivos. Las dimensiones mínimas serán equivalentes a las del elemento que más espacio requiera (tubos, tapas, mamparas, quemadores u otros componentes), y a las maniobras consideradas en el mantenimiento, pruebas de presión y/o exámenes no destructivos;
e)    Contar con elementos de protección física o aislamiento, para evitar riesgos en los trabajadores por contacto con temperaturas extremas;
f)     Estar señalizados para identificar los fluidos que contienen, de conformidad con lo dispuesto por las normas oficiales mexicanas NOM-018-STPS-2000 y NOM-026-STPS-2008, o las que las sustituyan;
g)    Estar conectados a una tierra física, cuando se trate de equipos que contengan o manejen líquidos y/o gases inflamables, de acuerdo con lo previsto por la NOM-022-STPS-2008, o las que la sustituyan;
h)    Mantener sus instrumentos de control en condiciones seguras de operación;
i)     Contar con elementos que dirijan el desahogo de sus fluidos a través de dispositivos de relevo de presión, acordes con el estado de los fluidos -gases, vapores o líquidos-, a lugares donde no dañen a trabajadores ni al centro de trabajo, de conformidad con lo establecido en el Apéndice B, inciso B6, de la NOM-093-SCFI-1994, o las que la sustituyan;
j)     Contar con medios de extinción de incendios, en los equipos que contengan o manejen líquidos o gases inflamables, o sustancias combustibles, conforme a lo establecido por la NOM-002-STPS-2010, o las que la sustituyan;
k)    Estar sujetos a los programas de revisión y mantenimiento;
l)     Disponer de las hojas de datos de seguridad de los fluidos contenidos en los equipos, con base en lo previsto en la NOM-018-STPS-2000, o las que la sustituyan, y
m)   Mantener las condiciones originales de diseño de los sistemas de calentamiento, tales como quemador y/o combustible, en el caso de intercambiadores de calor, y generadores de vapor o calderas.
12.2 Condiciones específicas.
12.2.1 Para los recipientes sujetos a presión clasificados en las categorías II y III, se deberá cumplir con lo siguiente:
a)    Contar con dispositivos de relevo de presión o elementos que controlen que la presión de operación sea menor o igual a la presión máxima de trabajo;
b)    Tener calibrados sus dispositivos de seguridad de acuerdo con lo previsto por el numeral 14.1 de la presente Norma;
c)    Contar con instrumentos de medición de presión, y que el rango de medición se encuentre entre 1.5 y 4 veces la presión de operación, o en el segundo tercio de la escala de la carátula;
d)    Colocar válvulas de cierre entre el equipo y los dispositivos de relevo de presión, únicamente en los casos previstos en el Apéndice B, incisos B3 y B3.1, de la NOM-093-SCFI-1994, o las que la sustituyan;
e)    Mantener al menos uno de los dispositivos de relevo de presión en servicio, cuando exista una conexión de tres vías, y
f)     Calibrar el primer dispositivo de relevo de presión (disco de ruptura) a un valor inferior del segundo o último dispositivo de relevo de presión, cuando se encuentren instalados en serie.
12.2.2 Para los recipientes criogénicos clasificados en las categorías II y III, se deberá cumplir con lo siguiente:
a)    Instalarse en el exterior de los locales sobre una base de concreto y con cercas perimetrales;
b)    Evitar el almacenamiento de materiales y objetos ajenos al área donde se instalen;
c)    Permitir el acceso únicamente al personal autorizado al área donde se ubiquen;
d)    Disponer de señalización en el área donde se ubiquen conforme a la NOM-026-STPS-2008, o las que la sustituyan;
e)    Disponer de al menos dos válvulas de relevo de presión, conectadas al recipiente interior en la parte de fase gaseosa. Una de estas válvulas puede ser sustituida por un disco de ruptura;
f)     Mantener calibrada la primera válvula de seguridad a presión de diseño y la segunda válvula o el disco de ruptura 10% arriba de la presión de diseño. Ambos dispositivos deberán ser capaces de aliviar la sobre presión;
g)    Tener los gasificadores exteriores al depósito, anclados a la cimentación;
h)    Contar con tuberías de conexión lo suficientemente flexibles para evitar los efectos de dilatación y contracción causados por los cambios de temperatura;
i)     Aplicar el procedimiento de emergencia correspondiente al fluido contenido, en su caso;
j)     Evitar el contacto con aceites, grasas u otros materiales inflamables, y
k)    Rotular la información en el tanque (nombre y teléfono) del propietario del recipiente criogénico para comunicarse en caso de emergencia.
12.2.3 Para los generadores de vapor o calderas clasificados en las categorías II y III, se deberá cumplir con lo siguiente:
a)    Contar con los dispositivos de relevo de presión e instrumentos de control que registren los límites de operación segura;
b)    Tener calibrados sus dispositivos de seguridad de acuerdo con el programa de calibración, así como sujetarse a los de revisión y mantenimiento;
c)    Contar con instrumentos de medición de presión, y que el rango de medición se encuentre entre 1.5 y 4 veces la presión de operación, o en el segundo tercio de la escala de la carátula;
d)    Contar con dispositivos de relevo de presión instalados en el cuerpo y no en conexiones remotas;
e)    Prohibir la colocación de válvulas de cierre entre el equipo y los dispositivos de relevo de presión;
f)     Contar con los elementos de seguridad para evitar que operen en condiciones críticas por combustión, presión y/o nivel de agua;
g)    Mantener los instrumentos de control en condiciones que garanticen una operación segura;
h)    Revisar y probar periódicamente su funcionamiento;
i)     Verificar que el sistema de arranque y control de combustión se encuentre en buen estado para realizar el barrido de gases, previo al arranque, paro normal o en caso de una falla;
j)     Verificar que en el sistema de arranque y control de combustión, en caso de falla por combustión, se bloquee automáticamente el suministro de combustible, se accione la alarma de falla por combustión, se evite un reencendido automático y se mantenga el monitoreo continuo de flama;
k)    Constatar, según aplique, el adecuado funcionamiento de los elementos de seguridad para el nivel de agua, a fin de que:
1)   Se cubra como nivel mínimo de agua el especificado por el fabricante;
2)   Se cuente con referencias visuales del nivel, colocadas de manera que la parte visible más baja del mismo se encuentre al nivel mínimo de agua;
3)   Los sistemas de protección mecánica sean los adecuados para los indicadores de nivel, y
4)   Cuando los sistemas de protección sean externos al cuerpo de la caldera o generador de vapor, estén provistos de purgas con conexión para el desagüe seguro;
l)     Verificar en los dispositivos de relevo de presión, según aplique, lo siguiente:
1)   Que estén accesibles y libres de obstáculos que impidan las maniobras del operador;
2)   Que la presión de calibración nunca sea mayor a la presión máxima de trabajo permitida;
3)   Que el área de desfogue calculada para la descarga sea igual o menor a la suma de las áreas de desfogue de los dispositivos de relevo de presión instalados;
4)   Que sus conexiones sean independientes a cualquier otra conexión de vapor;
5)   Que estén colocados lo más cerca posible del generador de vapor o caldera y que, en ningún caso, se cuente con válvulas de cierre entre ambos;
6)   Que el tubo de descarga de los dispositivos de relevo de presión no descargue a zonas de tránsito, de maniobras o de andamios de trabajo;
7)   Que el tubo de descarga tenga un área igual o mayor a la del dispositivo de relevo de presión;
8)   Que estén equipados con dispositivos de desagüe que eviten la acumulación de sedimentos en la parte superior del dispositivo de relevo de presión;
9)   Que cuando se coloque un codo para la descarga del dispositivo de relevo de presión se encuentre a una distancia no mayor de 60 cm de éste, y el tubo esté fijo de forma independiente al dispositivo, y
10)  Que cuando se usen silenciadores en la válvula, su área de salida sea amplia para evitar que la contrapresión entorpezca la operación o disminuya la capacidad de descarga;
m)   Verificar de los sistemas de purgas, lo siguiente:
1)   Que permanezcan limpios los accesorios y elementos de control/seguridad, con la finalidad de evitar acumulaciones de residuos o formación de sedimentos que obstaculicen su operación, y
2)   Que la descarga de las purgas se dirija a fosas de purgas y/o sistemas que permitan la reducción y amortiguación de la presión de descarga y el enfriamiento de los fluidos, y
n)    Prevenir la formación de incrustaciones, oxidación o corrosión progresiva por la formación de zonas térmicas críticas que debiliten materiales o uniones en el cuerpo del equipo.
13. Pruebas de presión y exámenes no destructivos
13.1 Para los equipos nuevos clasificados en las categorías II y III, que cuenten con certificado de fabricación o el estampado de cumplimiento con el código o norma de construcción, la primera prueba de presión o los primeros exámenes no destructivos se deberán practicar antes de que se cumplan diez años de la emisión de dicho certificado o de haber obtenido el estampado, y las siguientes pruebas o exámenes al menos cada cinco años, dentro de los sesenta días naturales previos a la conclusión de cada quinquenio.
Tratándose de equipos nuevos clasificados en las categorías II y III, que no cuenten con el certificado de fabricación o el estampado de cumplimiento con el código o norma de construcción, o los equipos usados de las mismas categorías, con o sin el certificado o el estampado antes citados, la primera prueba de presión o los primeros exámenes no destructivos se deberán practicar antes de su puesta en funcionamiento y, posteriormente, al menos cada cinco años, dentro de los sesenta días naturales previos a la conclusión de cada quinquenio.
13.2 Las pruebas hidrostáticas, neumáticas, hidrostáticas-neumáticas, exámenes no destructivos y métodos alternativos aprobados por la Secretaría, que se realicen a los equipos clasificados en las categorías II y III, deberán cumplir con los requerimientos siguientes:
a)    Ser realizados con la periodicidad que determine el personal calificado en la materia designado por el patrón, la cual no deberá ser en ningún caso mayor de cinco años;
b)    Ser seleccionados con base en:
1)   Los resultados de las revisiones a los equipos;
2)   Las características de los fluidos que manejen, y
3)   La factibilidad de su aplicación;
c)    Ser efectuados con apego a los requisitos y/o lineamientos establecidos en códigos o normas aceptados nacional o internacionalmente;
d)    Ser ejecutados con las medidas de seguridad requeridas antes, durante y después de su realización, según aplique;
e)    Ser desarrollados paso a paso con base en los procedimientos diseñados para su ejecución;
f)     Ser ejecutados por personal certificado, cuando se trate de ensayos no destructivos, y por un ingeniero con conocimientos en la materia, cuando se trate de pruebas de presión;
g)    Ser aplicados los criterios de aceptación/rechazo, a los resultados de las pruebas de presión y/o ensayos no destructivos;
h)    Servir de base para determinar, después de su ejecución, si los equipos evaluados pueden o no continuar en funcionamiento;
i)     Estar avalados sus resultados por personal certificado, mediante su nombre y firma, cuando se trate de exámenes no destructivos, y por un ingeniero con conocimientos en la materia, tratándose de pruebas de presión;
j)     Realizarse en presencia de una unidad de verificación tipo “A”, “B” o “C”, tratándose de los equipos clasificados en la Categoría III, y
k)    Registrar sus resultados.
13.3 Las pruebas de presión neumáticas sólo deberán aplicarse a presiones menores de 1 961.33 kPa, cuando los recipientes sujetos a presión cumplan con las características siguientes:
a)    Que la calibración de su dispositivo de seguridad sea igual o menor a 980.67 kPa;
b)    Que la capacidad volumétrica sea menor a 10 m3;
c)    Que la presión interna máxima sea mayor de 1 961.33 kPa, tomando como referencia los espesores actuales del equipo, y
d)    Que el fluido sea únicamente aire.
13.4 Las pruebas de presión hidrostática-neumática, sólo deberán aplicarse a los recipientes criogénicos, bajo las condiciones siguientes:
a)    Estar desconectado de la línea que suministra el fluido al proceso;
b)    Contener el mismo fluido criogénico con el que opera;
c)    Estar al menos al 60% de su capacidad en estado líquido, y
d)    Contar con diagramas de control de flujo del recipiente.
13.5 Para la aplicación de exámenes no destructivos, se deberán seleccionar y realizar en el mismo período, como resultado de una revisión visual, al menos una combinación de un examen volumétrico y otro superficial o de pérdida de flujo, de entre los siguientes:
a)    Volumétricos:
1)   Radiografía industrial, o
2)   Ultrasonido industrial, o
3)   Neutrografía, o
4)   Emisión acústica, y
b)    Superficiales:
1)   Líquidos penetrantes, o
2)   Partículas magnéticas, o
3)   Electromagnetismo (corrientes de Eddy), o
c)    De pérdida de flujo:
1)   Detector de halógenos, o
2)   Espectrómetro de masas, o
3)   Cámara de burbujas.
13.6 Tratándose de generadores de vapor o calderas, además se deberán aplicar pruebas de funcionamiento, según aplique, para:
a)    El paro de seguridad por:
1)   Alta temperatura del fluido de trabajo;
2)   Alta presión de vapor;
3)   Alta y/o baja temperatura de combustible;
4)   Alta y/o baja presión de combustible;
5)   Alta temperatura en chimenea, y
6)   Emisiones de gases fuera de especificación, y
b)    El paro de seguridad y alarma por:
1)   Alto y/o bajo nivel de agua, y
2)   Falla de flama o combustión.
13.7 En caso de aplicar métodos alternativos que sustituyan a las pruebas de presión o a los exámenes no destructivos previstos por la presente Norma, el patrón deberá contar con la autorización que, en su caso, otorga la Dirección General de Seguridad y Salud en el Trabajo, de conformidad con lo dispuesto por la Ley Federal sobre Metrología y Normalización y su Reglamento, y el Reglamento Federal de Seguridad, Higiene y Medio Ambiente de Trabajo.
13.7.1 La solicitud de autorización de métodos alternativos, deberá contener, al menos, lo siguiente:
a)    La justificación técnica para solicitar la práctica de métodos alternativos al equipo;
b)    La metodología para su desarrollo, que contenga, al menos:
1)   Los procedimientos, paso a paso, para llevar a cabo las pruebas;
2)   La descripción de los utensilios, materiales, accesorios y características de los aparatos e instrumentos -con certificados vigentes de calibración-, que se usarán en el desarrollo del procedimiento;
3)   El dibujo del equipo, con indicación gráfica de las zonas o puntos a inspeccionar cuando sea necesario, y
4)   El personal designado por el patrón para desarrollar las pruebas e interpretar y evaluar los resultados, con la justificación de la experiencia o capacitación recibida para dichos trabajos;
c)    Los criterios para aceptar o rechazar los resultados obtenidos y que servirán de base para determinar si el método alternativo practicado resulta satisfactorio, y
d)    Las medidas de seguridad necesarias para desarrollar los procedimientos, en su caso.
14. Funcionamiento de los dispositivos de relevo de presión
14.1 Para demostrar que los dispositivos de relevo de presión de los equipos se encuentran en condiciones de operación, se deberá:
a)    Realizar la prueba de funcionamiento con instrumentos que cuenten con trazabilidad, de acuerdo a la Ley Federal sobre Metrología y Normalización, según aplique, en:
1)   El propio equipo, o
2)   Un banco de pruebas, cuando por las características de operación de los equipos o los fluidos contenidos en ellos puedan generar un riesgo, o
b)    Contar con un registro de calidad del fabricante o certificado de calibración emitido en términos de la Ley Federal sobre Metrología y Normalización.
14.2 Comprobar, para el funcionamiento del dispositivo principal de relevo de presión, los criterios siguientes:
a)    La presión de calibración deberá ser menor o igual a la presión máxima de trabajo permitida, y
b)    La presión de calibración deberá ser mayor a la presión de operación del equipo.
14.3 Se deberá demostrar técnicamente que el (los) dispositivo(s) de relevo de presión protege(n) al (a los) equipo(s) que se encuentre(n) interconectado(s) con otros en un proceso, cuando el valor de la presión de calibración de dicho(s) dispositivo(s) esté por debajo del valor de la presión de operación de alguno de ellos.
14.4 Los equipos clasificados en las categorías II y III que carezcan de dispositivos de relevo de presión deberán contar con una justificación técnica en su memoria de cálculo.
15. Plan de atención a emergencias
El plan de atención a emergencias para los equipos clasificados en las categorías II y III deberá contemplar, al menos, lo siguiente:
a)    La identificación y localización de áreas, locales o edificios en donde se ubiquen los recipientes sujetos a presión, recipientes criogénicos y generadores de vapor o calderas;
b)    La identificación de las rutas de evacuación, salidas y escaleras de emergencia, zonas de menor riesgo y puntos de reunión, entre otros;
c)    El mecanismo de alertamiento, en caso de ocurrir una emergencia;
d)    Las instrucciones para la evacuación de los trabajadores, contratistas, patrones y visitantes, entre otros, considerando a las personas con discapacidad;
e)    El mecanismo de solicitud de auxilio a cuerpos especializados para la atención a la emergencia, considerando el directorio de dichos cuerpos especializados de la localidad;
f)     Las instrucciones para el retorno a actividades normales de operación, después de la emergencia, y
g)    Los medios de difusión del plan de atención a emergencias para los equipos.
16.   Avisos
16.1 El aviso de que los equipos clasificados en la Categoría III, cumplen con la presente Norma, deberá ser realizado por el patrón a la Secretaría, antes de la fecha de inicio de su puesta en funcionamiento.
Tratándose de equipos nuevos, el patrón deberá efectuar el aviso a los diez años de haber realizado el primero, y posteriormente cada cinco años, dentro de los sesenta días naturales previos a la conclusión de cada período.
En el caso de los equipos usados, el patrón deberá efectuar el aviso a los cinco años de haber realizado el primero, y posteriormente cada cinco años, dentro de los sesenta días naturales previos a la conclusión de cada período.
16.2 Cuando se realice una alteración o se reubiquen los equipos clasificados en la Categoría III, el patrón deberá dar aviso a la Secretaría que los mismos mantienen el cumplimiento con lo dispuesto en esta Norma, antes de ponerlos nuevamente en funcionamiento con las nuevas condiciones de operación o las modificaciones realizadas.
16.3 Los avisos a que se refieren los numerales 16.1 y 16.2, deberán contener lo siguiente:
a)    Datos del centro de trabajo:
1)   El nombre, denominación o razón social;
2)   El domicilio completo, y
3)   El nombre y firma del representante legal;
b)    Datos del equipo:
1)   El nombre genérico del equipo;
2)   El número de serie o único de identificación, la clave del equipo y/o número de TAG;
3)   El número de control asignado por la Secretaría, en su caso;
4)   El (los) fluido(s) manejado(s);
5)   La(s) presión(es) de operación;
6)   La(s) presión(es) de calibración, en su caso;
7)   La capacidad volumétrica, en el caso de recipientes sujetos a presión y recipientes criogénicos;
8)   La capacidad térmica, en el caso de generadores de vapor o calderas;
9)   La(s) temperatura(s) de operación;
10)  El tipo de dispositivos de relevo de presión;
11)  El número de dispositivos de relevo de presión, en su caso, y
12)  El área de ubicación del equipo;
c)    Datos del certificado de fabricación, en su caso:
1)   El nombre del fabricante;
2)   El número de certificado de fabricación;
3)   La fecha de emisión del certificado, y
4)   El código o norma de construcción aplicable;
d)    Datos del dictamen:
1)   El nombre, denominación o razón social de la unidad de verificación;
2)   El número de acreditación otorgado por la entidad de acreditación a la unidad de verificación;
3)   La fecha de otorgamiento de la acreditación;
4)   El número de registro otorgado al dictamen por la Secretaría, y
5)   El nombre del responsable de emitir el dictamen, y
e)    Reporte de servicios con el resumen de los temas o capítulos atendidos de la presente Norma, en su caso.
16.4 Los avisos a que se refiere el numeral anterior, se deberán acompañar del dictamen de evaluación de la conformidad expedido por una unidad de verificación tipo “A”, “B” o “C”, o del dictamen de evaluación de la conformidad con reporte de servicios emitido por una unidad de verificación tipo “C”.
El patrón dispondrá de sesenta días, contados a partir de la fecha de emisión del dictamen de verificación o del dictamen con reporte de servicios, correspondientes a los equipos clasificados en la Categoría III, para dar aviso a la Secretaría que cumplen con lo establecido en la presente Norma.
16.5 La Secretaría asignará un número de control para cada equipo, como resultado de los avisos a que se refieren los numerales 16.1 y 16.2, en cualquiera de las modalidades previstas en el numeral 16.4, de conformidad con lo siguiente:
a)    La Secretaría, a través de las delegaciones federales del trabajo, procederá a:
1)   Acusar recibo del aviso de que los equipos cumplen con la presente Norma, así como de su documentación anexa;
2)   Examinar que la información del aviso coincida con la del dictamen o dictamen con reporte de servicios emitido por la unidad de verificación;
3)   Reconocer el dictamen o dictamen con reporte de servicios, y
4)   Asignar un número de control a cada equipo, y
b)    La Secretaría emitirá oficio con el número de control dentro de los cinco días hábiles siguientes a la recepción del aviso.
17. Capacitación
17.1 Los trabajadores que realicen actividades de operación, mantenimiento, reparación y pruebas de presión o exámenes no destructivos a equipos, deberán recibir entrenamiento teórico-práctico, según aplique, para:
a)    Definir e interpretar los conceptos siguientes:
1)   Presión y temperatura de diseño y de operación;
2)   Presión de trabajo máxima permitida;
3)   Presión de calibración;
4)   Capacidad volumétrica, en el caso de recipientes sujetos a presión y recipientes criogénicos;
5)   Capacidad térmica, en el caso de generadores de vapor o calderas;
6)   Dibujos o planos de los equipos, cortes principales del equipo, detalles relevantes, acotaciones básicas y arreglo básico del sistema de soporte;
7)   Sistema de señalización para los equipos y tuberías;
8)   Instrumentos de medición;
9)   Dispositivos de relevo de presión;
10)  Valores de los límites seguros de operación, y
11)  Transitorios relevantes;
b)    Identificar las características de toxicidad, inflamabilidad y reactividad del fluido o fluidos manejados en el equipo;
c)    Reconocer y atender los riesgos generados por la presión y temperatura de los fluidos en el equipo;
d)    Mantener dentro del valor establecido los límites de operación del equipo y de cualquier dispositivo de relevo de presión o elemento de seguridad, así como de aquellas variables que los puedan afectar;
e)    Aplicar los procedimientos de operación, revisión, mantenimiento, reparación, alteración y pruebas de presión o exámenes no destructivos de los equipos, según aplique;
f)     Aplicar los procedimientos de revisión de los dispositivos de relevo de presión, elementos de seguridad e instrumentos de control, según aplique, incluyendo las operaciones de paro de emergencia, y
g)    Controlar los cambios de las condiciones de operación del equipo y/o de los fluidos que manejen.
17.2 La capacitación del personal que realice actividades de operación, mantenimiento, reparación y pruebas de presión o exámenes no destructivos a equipos que se encuentren en comodato, deberá ser proporcionada por el patrón propietario de este tipo de equipos, el cual deberá entregar copia de la documental respectiva al centro de trabajo donde se encuentren instalados.
18. Registros
18.1 Los registros sobre la operación de los equipos clasificados en las categorías II y III deberán contener, según aplique, la información siguiente:
a)    El nombre genérico del equipo;
b)    El número de control asignado por la Secretaría, en su caso;
c)    Las presiones de operación;
d)    Las temperaturas de operación;
e)    Las observaciones a que haya lugar, en su caso;
f)     La fecha y hora de los registros sobre la operación, y
g)    El nombre y firma del responsable.
18.2 Los registros sobre los resultados de la revisión a los equipos deberán comprender, según aplique, la información siguiente:
a)    El nombre genérico del equipo;
b)    El número de control asignado por la Secretaría, en su caso;
c)    Los elementos revisados;
d)    El resultado de la revisión;
e)    La fecha y hora de los registros sobre los resultados de la revisión, y
f)     El nombre y firma del responsable de la revisión.
18.3 Los registros sobre los resultados del mantenimiento a los equipos deberán comprender, según aplique, la información siguiente:
a)    El nombre genérico del equipo;
b)    El número de control asignado por la Secretaría, en su caso;
c)    Los elementos sometidos a mantenimiento y las acciones realizadas;
d)    La fecha y hora de los registros sobre los resultados del mantenimiento, y
e)    El nombre y firma del responsable del mantenimiento.
18.4 Los registros sobre los resultados de las pruebas de presión y/o exámenes no destructivos a los equipos deberán comprender, según aplique, la información siguiente:
a)    El nombre genérico del equipo;
b)    El número de control asignado por la Secretaría, en su caso;
c)    El tipo de prueba de presión o de exámenes no destructivos realizados;
d)    Los equipos utilizados y sus características;
e)    Los resultados de la prueba de presión o de los exámenes no destructivos realizados;
f)     La fecha y hora de los registros sobre los resultados de las pruebas de presión o de los exámenes no destructivos realizados, y
g)    El nombre y firma del responsable de avalar los resultados de las pruebas de presión o exámenes no destructivos.
19. Unidades de verificación
19.1 En el caso de los equipos clasificados en las categorías I y II, el patrón tendrá la opción de contratar:
a)    Los servicios de una unidad de verificación tipo “A”, “B” o “C”, para que evalúe el cumplimiento de los equipos con la Norma y emita los dictámenes de evaluación de la conformidad, o
b)    Los servicios de una unidad de verificación tipo “C”, para que preste los servicios de elaboración, ejecución y validación de los requerimientos establecidos en esta Norma y la verificación de su grado de cumplimiento, y emita el dictamen de evaluación de la conformidad con reporte de servicios.
19.2 Tratándose de los equipos clasificados en la Categoría III, el patrón tendrá la opción de:
a)    Constituir su propia unidad de verificación Tipo “B”, para que evalúe el cumplimiento de sus equipos con la Norma y emita los dictámenes de evaluación de la conformidad, con independencia de juicio, integridad en relación con sus actividades y sin conflicto de intereses, o
b)    Contratar los servicios de una unidad de verificación tipo “A”, “B” o “C”, para que evalúe el cumplimiento de los equipos con la Norma y emita los dictámenes de evaluación de la conformidad, o
c)    Contratar los servicios de una unidad de verificación tipo “C”, para que preste los servicios de elaboración, ejecución y validación de los requerimientos establecidos en la presente Norma y la verificación de su grado de cumplimiento, y emita el dictamen de evaluación de la conformidad con reporte de servicios.
19.3 Los servicios de elaboración, ejecución y validación de los requerimientos establecidos en la presente Norma que proporcionen las unidades de verificación tipo “C”, deberán comprender, entre otros:
a)    La elaboración de programas, procedimientos y memorias de cálculo, entre otros;
b)    El aval de las memorias de cálculo con su nombre, número de cédula profesional y firma;
c)    La impartición de capacitación a los trabajadores, y/o
d)    La aplicación de pruebas de presión y exámenes no destructivos, así como la interpretación de sus resultados.
19.4 El patrón podrá consultar el directorio vigente de las unidades de verificación acreditadas y aprobadas por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, en la siguiente dirección electrónica: http://www.stps.gob.mx
19.5 Las unidades de verificación que evalúen la conformidad con la presente Norma, deberán aplicar los criterios de cumplimiento establecidos en el procedimiento para la evaluación de la conformidad del Capítulo 20 de la presente Norma.
19.6 Las unidades de verificación deberán emitir un dictamen o dictamen con reporte de servicios, los cuales habrán de contener:
a)    Datos del centro de trabajo:
1)   El nombre, denominación o razón social;
2)   El domicilio completo, y
3)   El nombre y firma del representante legal;
b)    Datos de la unidad de verificación:
1)   El nombre, denominación o razón social;
2)   El número de acreditación otorgado por la entidad de acreditación;
3)   Las fechas de otorgamiento de la acreditación, y de la aprobación por parte de la Secretaría;
4)   El nombre y firma del responsable de emitir el dictamen;
5)   El lugar y fecha de emisión del dictamen, y
6)   La vigencia del dictamen;
c)    Datos del equipo:
1)   El nombre genérico del equipo;
2)   El número de serie o único de identificación, la clave del equipo o número de TAG;
3)   El número de control asignado por la Secretaría, en su caso;
4)   El año de fabricación;
5)   El (los) fluido(s) manejado(s);
6)   La(s) presión(es) de diseño;
7)   La(s) presión(es) de operación;
8)   La(s) presión(es) de calibración, en su caso;
9)   La capacidad volumétrica en el caso de recipientes sujetos a presión y recipientes criogénicos;
10)  La capacidad térmica, en el caso de generadores de vapor o calderas;
11)  La(s) temperatura(s) de diseño;
12)  La(s) temperatura(s) de operación;
13)  El tipo de dispositivos de relevo de presión;
14)  El número de dispositivos de relevo de presión, y
15)  El área de ubicación del equipo, y
d)    Datos de las pruebas de presión, exámenes no destructivos o métodos alternos realizados al equipo:
1)   El tipo de pruebas de presión, exámenes no destructivos o métodos alternos, y
2)   El resultado de las pruebas de presión, exámenes no destructivos o métodos alternos, y
e)    Número de dictamen o de dictamen con reporte servicios.
19.7 La vigencia de los dictámenes o de los dictámenes con reporte de servicios, emitidos por las unidades de verificación, será de diez años, tratándose de equipos nuevos, y de cinco años, en el caso de equipos usados.
20. Procedimiento para la evaluación de la conformidad
20.1 Este procedimiento para la evaluación de la conformidad aplica tanto para las acciones de verificación que realicen las unidades de verificación como para las de vigilancia a cargo de la autoridad laboral.
20.2 El procedimiento para la evaluación de la conformidad de la presente Norma se realizará por medio de revisiones documentales, de registros que obren en el centro de trabajo o a través de revisiones físicas y entrevistas, según aplique, conforme a lo siguiente:
 
20.3 Para la selección de trabajadores por entrevistar para constatar el cumplimiento de las disposiciones previstas en el presente procedimiento para la evaluación de la conformidad, se aplicará el criterio muestral contenido en la Tabla 4 siguiente:
Tabla 4
Tabla de muestreo por selección aleatoria
Número de trabajadores
Número de trabajadores por
entrevistar
1-15
1
16-50
2
51-105
3
Más de 105
1 por cada 35 trabajadores hasta un
máximo de 15
20.4 La documentación a que hace referencia la presente Norma, se deberá conservar al menos por diez años, tratándose de equipos nuevos, y por cinco años, en el caso de equipos usados.
20.5 Las evidencias de tipo documental o los registros que obren en el centro de trabajo podrán exhibirse de manera impresa o en medios magnéticos.
21. Vigilancia
La vigilancia del cumplimiento de la presente Norma corresponde a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social.
22. Bibliografía
22.1 ANSI/ASNT CP-189-1995. American National Standard. ASNT Standard for Qualification and Certification of Nondestructive Testing Personnel E.U.A.
22.2 Recommended Practice No SNT-TC-1A 1996 E.U.A.
23. Concordancia con normas internacionales
Esta Norma no concuerda con ninguna norma internacional por no existir referencia alguna al momento de su elaboración.
TRANSITORIOS
PRIMERO.- La presente Norma Oficial Mexicana entrará en vigor a los seis meses siguientes a su publicación en el Diario Oficial de la Federación.
SEGUNDO.- Durante el período señalado en el artículo anterior, los patrones cumplirán con lo establecido en la NOM-020-STPS-2002, Recipientes sujetos a presión y calderas – Funcionamiento – Condiciones de seguridad, o bien realizarán las adaptaciones para observar las disposiciones de la presente Norma Oficial Mexicana NOM-020-STPS-2011, Recipientes sujetos a presión, recipientes criogénicos y generadores de vapor o calderas – Funcionamiento – Condiciones de seguridad y, en este último caso, las autoridades del trabajo proporcionarán, a petición de los patrones interesados, asesoría y orientación para instrumentar su cumplimiento, sin que se hagan acreedores a sanciones por el incumplimiento de la Norma en vigor.
TERCERO.- En el transcurso del período a que se refiere el artículo anterior, los patrones podrán obtener las autorizaciones de funcionamiento o de ampliación de vigencia de la autorización de funcionamiento de los equipos que lo requieran, de conformidad con los procedimientos establecidos en los numerales 8.1 a 8.6 de la NOM-020-STPS-2002, Recipientes sujetos a presión y calderas – Funcionamiento Condiciones de seguridad, o bien podrán presentar ante la Secretaría el aviso a que se refiere el numeral 5.13 de la presente Norma Oficial Mexicana NOM-020-STPS-2011, Recipientes sujetos a presión, recipientes criogénicos y generadores de vapor o calderas – Funcionamiento – Condiciones de seguridad, en el caso de que los equipos correspondan a los clasificados dentro de la Categoría III de la presente Norma.
CUARTO.- Los patrones que posean equipos que cuenten con autorización de funcionamiento a la fecha de inicio de vigencia de la presente Norma, emitida al amparo del numeral 8.2 de la NOM-020-STPS-2002, Recipientes sujetos a presión y calderas – Funcionamiento – Condiciones de seguridad, podrán presentar ante la Secretaría el aviso a que se refieren los numerales 5.13 y 16.1, párrafo final, de la presente Norma Oficial Mexicana NOM-020-STPS-2011, Recipientes sujetos a presión, recipientes criogénicos y generadores de vapor o calderas – Funcionamiento – Condiciones de seguridad, dentro de los sesenta días previos a la conclusión de la vigencia que ampare la referida autorización, en caso de que el equipo corresponda a los clasificados dentro de la Categoría III.
QUINTO.- A partir de la fecha en que entre en vigor la presente Norma Oficial Mexicana, quedará sin efectos la NOM-020-STPS-2002, Recipientes sujetos a presión y calderas – Funcionamiento – Condiciones de seguridad, publicada en el Diario Oficial de la Federación de 28 de agosto de 2002, con excepción de lo dispuesto en el párrafo siguiente.
Tratándose de las autorizaciones para el funcionamiento de los recipientes sujetos a presión y generadores de vapor o calderas, previstas por los artículos 29, fracción II, y 31 del Reglamento Federal de Seguridad, Higiene y Medio Ambiente de Trabajo, se estará a lo dispuesto por los numerales 8.2, 8.4 y 8.5 de la NOM-020-STPS-2002, Recipientes sujetos a presión y calderas – Funcionamiento Condiciones de seguridad, en tanto la Secretaría emita los lineamientos de operación para el otorgamiento de dichas autorizaciones, atento a lo dispuesto por el artículo 19, fracción XVIII, del Reglamento Interior de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, en caso de que el equipo corresponda a los clasificados dentro de la Categoría III.
Dado en la Ciudad de México, Distrito Federal, a los dieciséis días del mes de diciembre de dos mil once.- La Secretaria del Trabajo y Previsión Social, Rosalinda Vélez Juárez.- Rúbrica.
Guía de Referencia I
Equivalencias de valores de presión, volumen y capacidad térmica
El contenido de esta guía es un complemento para la mejor comprensión de la presente Norma, y no es de cumplimiento obligatorio.
Esta guía relaciona los valores de presión, volumen y capacidad térmica de los recipientes sujetos a presión, recipientes criogénicos y generadores de vapor o calderas, expresados conforme al Sistema General de Unidades de Medida, con los que corresponden de acuerdo con el Sistema Métrico Decimal.
Tabla I.1
Valores de presión
Unidades de Presión
Sistema General de Unidades de Medida
Sistema Métrico Decimal
29.42 kilopascal (kPa)
0.3 kilogramos por centímetro cuadrado (kg/cm2)
196.13 kilopascal (kPa)
2 kilogramos por centímetro cuadrado (kg/cm2)
490.33 kilopascal (kPa)
5 kilogramos por centímetro cuadrado (kg/cm2)
686.47 kilopascal (kPa)
7 kilogramos por centímetro cuadrado (kg/cm2)
784.53 kilopascal (kPa)
8 kilogramos por centímetro cuadrado (kg/cm2)
980.67 kilopascal (kPa)
10 kilogramos por centímetro cuadrado (kg/cm2)
1 961.33 kilopascal (kPa)
20 kilogramos por centímetro cuadrado (kg/ cm2)
Tabla I.2
Valores de volumen
Unidades de Volumen
Sistema General de Unidades de Medida
Sistema Métrico Decimal
0.5 metros cúbicos (m3)
500 litros (L ó l)
1 metros cúbicos (m3)
1 000 litros(L ó l)
Tabla I.3
Valores de capacidad térmica
Unidades de Capacidad térmica
Sistema General de Unidades de Medida
Sistema Métrico Decimal
1 674.72 Mega joules por hora (MJ/hr)
400 000 kilocalorías por hora (kcal/hr)
Guía de Referencia II
Clasificación de los Recipientes Sujetos a Presión, Recipientes Criogénicos y Generadores de
Vapor o Calderas conforme al Sistema Métrico Decimal
El contenido de esta guía es un complemento para la mejor comprensión de la presente Norma.
Esta guía clasifica los recipientes sujetos a presión, los recipientes criogénicos y los generadores de vapor o calderas, a partir de los valores de presión, volumen y capacidad térmica expresados conforme al Sistema Métrico Decimal.
II.1   Los equipos instalados en el centro de trabajo se deberán clasificar de conformidad con lo siguiente:
II.1.1Los recipientes sujetos a presión se clasificarán en las categorías siguientes (Véase Tabla II.1):
Tabla II.1
Tipos de Categorías para Recipientes Sujetos a Presión
Categoría
Fluido
Presión*
Volumen
I
Agua, aire y/o fluido no peligroso
Menor o igual a 5 kg/cm2
Menor o igual a 500 litros
II
Agua, aire y/o fluido no peligroso
Menor o igual a 5 kg/cm2
Mayor a 500 litros
Agua, aire y/o fluido no peligroso
Mayor a 5 kg/cm2 y menor o igual 8
kg/cm2
Menor o igual a 1 000 litros
Peligroso
Menor o igual a 7 kg/cm2
Menor o igual a 1 000 litros
III
Agua, aire y/o fluido no peligroso
Mayor a 5 kg/cm2 y menor o igual a
8 kg/cm2
Mayor a 1 000 litros
Agua, aire y/o fluido no peligroso
Mayor a 8 kg/cm2
Cualquier volumen
Peligroso
Menor o igual a 7 kg/cm2
Mayor a 1 000 litros
Peligroso
Mayor a 7 kg/cm2
Cualquier volumen
*      Presión de calibración en su(s) dispositivo(s) de relevo de presión.
a)    Categoría I:
Los recipientes sujetos a presión que contengan agua, aire y/o cualquier fluido no peligroso, con presión de calibración menor o igual a 5 kg/cm2 y un volumen menor o igual a 500 litros.
b)    Categoría II:
Los recipientes sujetos a presión que:
1)   Contengan agua, aire y/o cualquier fluido no peligroso, con presión de calibración menor o igual a 5 kg/cm2 y un volumen mayor a 500 litros, o
2)   Contengan agua, aire y/o cualquier fluido no peligroso, con presión de calibración mayor a 5 kg/cm2 pero menor o igual a 8 kg/cm2 y un volumen menor o igual a 1 000 litros, o
3)   Manejen fluidos peligrosos, con presión de calibración menor o igual a 7 kg/cm² y un volumen menor o igual a 1 000 litros.
c)    Categoría III:
Los recipientes sujetos a presión que:
1)   Contengan agua, aire y/o cualquier fluido no peligroso, con presión de calibración mayor a 5 kg/cm2 pero menor o igual a 8 kg/cm2, y volumen mayor a 1 000 litros, o
2)   Contengan agua, aire y/o cualquier fluido no peligroso, con presión de calibración mayor de 8 kg/cm2 y cualquier volumen, o
3)   Manejen fluidos peligrosos con presión de calibración menor o igual a 7 kg/cm2 y volumen mayor a 1 000 litros, o
4)   Manejen fluidos peligrosos con presión de calibración mayor a 7 kg/cm2 y cualquier volumen.
II.1.2Los recipientes criogénicos se clasificarán en las categorías siguientes (Véase Tabla II.2):
Tabla II. 2
Tipos de Categorías para Recipientes Criogénicos
Categoría
Volumen
II
Menor o igual a 1000 litros
III
Mayor a 1000 litros
a)    Categoría II:
Los recipientes criogénicos que cuenten con un volumen menor o igual a 1 000 litros.
b)    Categoría III:
       Los recipientes criogénicos que cuenten con un volumen mayor a 1000 litros.
II.1.3 Los generadores de vapor o calderas se clasificarán en las categorías siguientes (Véase Tabla II.3):
Tabla II.3
Tipos de Categorías para Generadores de Vapor o Calderas*
Categoría
Presión**
Capacidad térmica
II
Menor o igual a 5 kg/cm2
Menor o igual a 400 000 kcal/hr
III
Menor o igual a 5 kg/cm2
Mayor a 400 000 kcal/hr
Mayor a 5 kg/cm2
Cualquier capacidad
*      Presión de calibración sobre la primera válvula de seguridad.
a)    Categoría II:
       Los generadores de vapor o calderas que tengan una presión de calibración menor o igual a 5 kg/cm2 y una capacidad térmica menor o igual a 400 000 kcal/hr.
b)    Categoría III:
       Los generadores de vapor o calderas que:
1)   Tengan una presión de calibración menor o igual a 5 kg/cm² y una capacidad térmica mayor a 400 000 kcal/hr, o
2)   Tengan una presión de calibración mayor a 5 kg/cm² y cualquier capacidad térmica.
Guía de Referencia III
Exámenes no destructivos
El contenido de esta guía es un complemento para la mejor comprensión de la Norma y no es de cumplimiento obligatorio.
III.1 Los exámenes no destructivos son los métodos físicos indirectos que tienen por finalidad verificar la integridad de los equipos, materiales, componentes o soldaduras, en cuanto a la presencia de discontinuidades internas o superficiales.
III.2 Los exámenes no destructivos permiten realizar de manera indirecta el análisis del estado en que se encuentran los materiales que constituyen un equipo para continuar soportando las condiciones de su uso frecuente. De esta manera, se puede también conocer la seguridad con la que pueden continuar operando dichos equipos.
Si bien los exámenes no destructivos son técnicas de gran ayuda, requieren que se consideren, antes de seleccionar su aplicación, sus alcances, limitaciones, ventajas y desventajas.
III.3 La aplicación de los exámenes no destructivos no altera de manera permanente las propiedades físicas, químicas, mecánicas o dimensionales de los equipos, y sus resultados dependen de la precisión del método y del sistema de control de calidad con que se ejecuten.
III.4 Los exámenes no destructivos, también conocidos como ensayos no destructivos (END), pueden ser
los siguientes, entre otros:
a)    Ultrasonido (medición de espesores y detección de fallas), UT;
b)    Radiografiado, RT;
c)    Neurografía, NRT;
d)    Emisión acústica, EAT;
e)    Líquidos penetrantes, PT;
f)     Electromagnetismo (Corrientes de Eddy), ET;
g)    Partículas magnéticas, MT;
h)    Hermeticidad, LT, e
i)     Inspección visual, VT.
Las literales que se encuentran después del nombre del examen corresponden a las siglas de sus nombres en inglés.
III.5 Los procedimientos para aplicar los exámenes no destructivos, requieren de instrucciones escritas precisas, en forma ordenada y lógica, que describan de manera detallada los medios y las secuencias en que deberán aplicarse a un equipo, a una de sus partes o a un componente.
Para dar certeza a la aplicación de los exámenes no destructivos, así como a sus resultados, éstos deberán ser avalados por personal calificado.
III.6 Los dictámenes de los resultados de las pruebas efectuadas en cumplimiento con códigos o normas específicas aplicables, por personal capacitado, dan certeza al usuario de la correcta aplicación de los ensayos no destructivos y de la integridad de sus equipos.
A continuación se presenta el Diagrama 1, como ejemplo de la manera en que se analiza el funcionamiento de los recipientes sujetos a presión, recipientes criogénicos y generadores de vapor o calderas.
________________
Anuncios

Norma Oficial Mexicana NOM-229-SSA1-2002

Al margen un sello con el Escudo Nacional, que dice: Estados Unidos Mexicanos.- Secretaría de Salud.

MIKEL ANDONI ARRIOLA PEÑALOSA, Comisionado Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios y Presidente del Comité Consultivo Nacional de Normalización de Regulación y Fomento Sanitario, con fundamento en los artículos 39 de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal; 4 de la Ley Federal de Procedimiento Administrativo; 3 fracción XXVI, 17 bis 2, 116, 118 fracción VII, 119 fracción III, 131, 194 fracción II, 194 Bis, 195, 210, 278 fracciones III y V y 281 de la Ley General de Salud; 38 fracción II, 39 fracción V, 40 fracción XII, 47 y 51 segundo párrafo de la Ley Federal sobre Metrología y Normalización; 28 y 31 del Reglamento de la Ley Federal sobre Metrología y Normalización; 2 fracciones I incisos a) y b) y II inciso e), 66, 94, 98, 99, 103, 104 y 146 fracciones I, II inciso a), III inciso b), 1300, 1305, 1306, 1308, 1312, 1314 y 1315 del Reglamento de la Ley General de Salud en Materia de Control Sanitario de Actividades, Establecimientos, Productos y Servicios; 173, 174, 175, 176, 177, 178, 179, 180, 181, 182, 183, 184, 185, 186, 187, 188, 189, 190, 220 y 224 del Reglamento de la Ley General de Salud en Materia de Prestación de Servicios de Atención Médica; 2 literal C fracción X y 36 del Reglamento Interior de la Secretaría de Salud y 3 fracciones I incisos m y ñ, 10 fracciones IV y VIII del Reglamento de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios y
CONSIDERANDO
Que el 15 de septiembre de 2006, se publicó en el Diario Oficial de la Federación la Norma Oficial Mexicana NOM-229-SSA1-2002, Salud ambiental. Requisitos técnicos para las instalaciones, responsabilidades sanitarias, especificaciones técnicas para los equipos y protección radiológica en establecimientos de diagnóstico médico con rayos X.
Que el apartado de vigencia de la Norma Oficial Mexicana indica que ésta entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Diario Oficial de la Federación lo cual se llevó a cabo el 16 de septiembre de 2006.
Que el segundo párrafo del artículo 51 de la Ley Federal sobre Metrología y Normalización permite la modificación de las normas oficiales mexicanas sin seguir el procedimiento para su elaboración, siempre que no se creen nuevos requisitos o procedimientos, o bien se incorporen especificaciones más estrictas.
Que tras la aplicación y vigilancia de la NOM-229-SSA1-2002, Salud ambiental. Requisitos técnicos para las instalaciones, responsabilidades sanitarias, especificaciones técnicas para los equipos y protección radiológica en establecimientos de diagnóstico médico con rayos X, específicamente de los puntos 6.3.2.1.5, 6.3.2.4 y 6.3.3.3 se considera viable flexibilizar el marco normativo aplicable a establecimientos de atención médica fijos y móviles que utilicen equipos de diagnóstico médico con rayos X, así como al personal que labora en éstos, esperando con ello beneficiar a la población en general a través del incremento en la oferta de este tipo de servicios médicos, lo cual no implica un riesgo sanitario para los usuarios de dichos servicios.
Que con fecha 15 de abril de 2010, el Comité Consultivo Nacional de Normalización de Regulación y Fomento Sanitario, aprobó la Modificación del numeral 6 de la Norma Oficial Mexicana NOM-229-SSA1-2002. Salud ambiental. Requisitos técnicos para las instalaciones, responsabilidades sanitarias, especificaciones técnicas para los equipos y protección radiológica en establecimientos de diagnóstico médico con rayos X.
Que el anteproyecto de modificación se sometió al procedimiento de mejora regulatoria de conformidad con lo dispuesto por la Ley Federal de Procedimiento Administrativo; indicando que dicha modificación no afecta a la industria actualmente establecida, obteniéndose la exención de manifestación de impacto regulatorio el 8 de abril de 2011; por lo que he tenido a bien expedir y ordenar la publicación en el Diario Oficial de la Federación de la siguiente:
MODIFICACION DEL NUMERAL 6 DE LA NORMA OFICIAL MEXICANA NOM-229-SSA1-2002, SALUD
AMBIENTAL. REQUISITOS TECNICOS PARA LAS INSTALACIONES, RESPONSABILIDADES
SANITARIAS, ESPECIFICACIONES TECNICAS PARA LOS EQUIPOS Y PROTECCION RADIOLOGICA
EN ESTABLECIMIENTOS DE DIAGNOSTICO MEDICO CON RAYOS X
UNICO.- Se modifica el numeral 6 de la Norma Oficial Mexicana NOM-229-SSA1-2002, Salud ambiental. Requisitos técnicos para las instalaciones, responsabilidades sanitarias, especificaciones técnicas para los equipos y protección radiológica en establecimientos de diagnóstico médico con rayos X, para quedar como sigue:
0 a 5.8.10 …
6. Responsabilidades sanitarias
6.1 a 6.3.2.1.4…
6.3.2.1.5 Currículum Vítae
6.3.2.2 a 6.3.2.3.11…
6.3.2.4 En el caso de servicios de atención médica que realicen sólo estudios convencionales de radiografía, el médico responsable de los mismos podrá asumir la figura de responsable de la operación y funcionamiento.
6.3.2.5 a 6.3.3.2 …
6.3.3.3 Contar con el documento que avale haber tomado cursos de capacitación sobre seguridad y protección radiológica al personal ocupacionalmente expuesto, mismo que estará a disposición de la Secretaría de Salud cuando ésta lo solicite.
6.3.3.4 a 23…
TRANSITORIOS
UNICO.- La presente modificación entrará en vigor al día siguiente al de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.
Sufragio Efectivo. No Reelección.
México, D.F., a 28 de noviembre de 2011.- El Comisionado Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios y Presidente del Comité Consultivo Nacional de Normalización de Regulación y Fomento Sanitario, Mikel Andoni Arriola Peñalosa.- Rúbrica.

Norma Oficial Mexicana NOM-120-SEMARNAT-1997,

Al margen un sello con el Escudo Nacional, que dice: Estados Unidos Mexicanos.- Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

SANDRA DENISSE HERRERA FLORES, Subsecretaria de Fomento y Normatividad Ambiental y Presidenta del Comité Consultivo Nacional de Normalización de Medio Ambiente y Recursos Naturales, con fundamento en lo dispuesto en los artículos 32 bis fracciones I y IV de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal; 47 fracciones II y III, de la Ley Federal sobre Metrología y Normalización; 8 fracción V del Reglamento Interior de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales; y 33 del Reglamento de la Ley Federal sobre Metrología y Normalización, publica la respuesta a los comentarios recibidos al Proyecto Modificación de la Norma Oficial Mexicana NOM-120-SEMARNAT-1997, Que establece las especificaciones de protección ambiental para las actividades de exploración minera directa, en zonas agrícolas, ganaderas o eriales y en zonas con climas secos y templados en donde se desarrolle vegetación de matorral xerófilo, bosque tropical caducifolio, bosques de coníferas o encinos, publicado en el Diario Oficial de la Federación para consulta pública el día 10 de noviembre de 2010.
PROMOVENTE: CONANP
No.
COMENTARIO RECIBIDO
RESPUESTA
1
1. Objetivo y campo de aplicación.
Esta Norma Oficial Mexicana establece las especificaciones de protección ambiental para realizar actividades de exploración minera directa, exceptuando la exploración por minerales radiactivos y las que pretendan ubicarse en áreas naturales protegidas, y es de observancia obligatoria para los responsables del proyecto a desarrollar en este tipo de actividades.
Las disposiciones de esta Norma Oficial Mexicana, serán aplicables a aquellos proyectos de exploración minera directa que se lleven a cabo en zonas agrícolas, ganaderas o eriales y en zonas con climas secos y templados en donde se desarrolle vegetación de matorral xerófilo, bosque tropical caducifolio, bosques de coníferas o encinos.
El contenido de esta Norma Oficial Mexicana no exime de la evaluación del impacto ambiental a que se refiere el artículo 28, fracciones III y VII de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente.
Comentario:
En el punto número 1 que establece los objetivos y campo de aplicación de la citada norma, se indica: “Esta Norma Oficial Mexicana establece las especificaciones de protección ambiental para realizar actividades de exploración minera directa, exceptuando la exploración por minerales radiactivos y las que pretendan ubicarse en áreas naturales protegidas,…”
Sin embargo, además de las áreas naturales protegidas existen otras categorías de conservación reconocidas internacionalmente al amparo de diversos convenios internacionales de los cuales México forma parte, entre las que podemos citar:
· Los sitios inscrito por el gobierno mexicano en la Lista de Patrimonio Mundial en el marco de la Convención del Patrimonio Mundial, Cultural y Natural de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).
· Los espacios naturales registrados en la Red Mundial de Reservas de la Biosfera dentro del Programa del Hombre y la Biosfera (MAB) de la UNESCO.
· Los sitios enunciados en la Lista Ramsar de Humedales de Importancia Internacional en base a la Convención de Humedales de Importancia Internacional Ramsar.
· Los ecosistemas con altos niveles de biodiversidad considerados en el marco de la Convención sobre la Diversidad Biológica (CDB) de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo.
Considerando que en estos sitios de
PROCEDE
Del análisis del comentario, el Grupo de Trabajo determinó declararlo procedente debido a que además de las áreas naturales protegidas, existen otras categorías de conservación reconocidas internacionalmente al amparo de diversos convenios internacionales de los cuales México forma parte.
Por lo que se refiere al último comentario del promovente, es importante destacar que la evaluación del impacto ambiental está prevista y desarrollada por la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente (LGEEPA), y su Reglamento en Materia de Impacto Ambiental, en particular, la fracción III del artículo 28 se refiere al sometimiento de la exploración minera a este proceso de evaluación, el cual se complementa con la fracción XI del mismo ordenamiento cuando dice que: requerirán previamente la autorización en materia de impacto ambiental las obras en áreas naturales protegidas.
Por lo anterior se modifica la redacción del primer párrafo del capítulo 1. Objetivo y campo de aplicación, conforme a lo siguiente:
Decía:
Esta Norma Oficial Mexicana establece las especificaciones de protección ambiental para realizar actividades de exploración minera directa, exceptuando la exploración por minerales radiactivos y las que pretendan ubicarse en áreas naturales protegidas, y es de observancia obligatoria para los responsables del proyecto a desarrollar en este tipo de actividades.
Dice:
Esta Norma Oficial Mexicana establece las especificaciones de protección ambiental para realizar actividades de exploración minera directa, exceptuando la exploración por minerales radiactivos y las que pretendan ubicarse en áreas naturales protegidas y en sitios bajo alguna categoría de conservación, derivados de instrumentos internacionales de los cuales México forme parte.
Es de observancia obligatoria para los responsables del proyecto a desarrollar en este tipo de actividades.
Considerando que en estos sitios de reconocimiento internacional se realiza la actividad de exploración minera directa, las convenciones respectivas señalan la necesidad de que tales obras y actividades sean sujetas al procedimiento de Evaluación de Impacto Ambiental.
PROMOVENTE: Francisco Querol Suñé
No.
COMENTARIO RECIBIDO
RESPUESTA
2
1 Objetivo y campo de aplicación.
Esta Norma Oficial Mexicana establece las especificaciones de protección ambiental para realizar actividades de exploración minera directa, exceptuando la exploración por minerales radiactivos y las que pretendan ubicarse en áreas naturales protegidas, y es de observancia obligatoria para los responsables del proyecto a desarrollar en este tipo de actividades.
Las disposiciones de esta Norma Oficial Mexicana, serán aplicables a aquellos proyectos de exploración minera directa que se lleven a cabo en zonas agrícolas, ganaderas o eriales y en zonas con climas secos y templados en donde se desarrolle vegetación de matorral xerófilo, bosque tropical caducifolio, bosques de coníferas o encinos.
El contenido de esta Norma Oficial Mexicana no exime de la evaluación del impacto ambiental a que se refiere el artículo 28, fracciones III y VII de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente.
Propuesta:
Eliminar. El contenido de esta Norma Oficial Mexicana no exime de la evaluación del impacto ambiental a que se refiere el artículo 28, fracciones III y VII de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente.
Comentario:
Considero que la mera existencia de la Norma debe eximir a las empresas de la presentación de una MIA para las actividades de exploración minera mientras éstas se realicen de conformidad con la Norma, no entiendo la filosofía de pedir una MIA cuando se están indicando las reglas y los parámetros a seguir en la exploración para minimizar el Impacto, la MIA se convierte así en un documento irrelevante. La sugerencia que se hace al final de este documento de la presentación de una Evaluación de la Conformidad al final de la exploración será de muchísima más utilidad para la protección del medio ambiente y para los fines que se persiguen en la Ley.
NO PROCEDE
Con fundamento en el artículo 33 del Reglamento de la Ley Federal sobre Metrología y Normalización, se considera improcedente la propuesta de eliminar el párrafo que señala “El contenido de esta Norma Oficial Mexicana no exime de la evaluación del impacto ambiental a que se refiere el artículo 28, fracciones III y VII de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente”.
Esto se debe a que el hecho de que la norma oficial mexicana establezca disposiciones técnicas para la realización de una actividad minera no la excluye del cumplimiento de otras obligaciones que, ya sea por la propia actividad, o bien por su preparación o los efectos que la misma tenga sobre diversos ecosistemas y requiera de otro tipo de autorizaciones o permisos.
El artículo 5, inciso L, fracción II del Reglamento de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente en Materia de Evaluación de Impacto Ambiental, excluye del procedimiento de evaluación de impacto ambiental a la exploración minera directa cuando ésta se realiza en determinadas zonas con características específicas. Sin embargo, los casos de excepción previstos para un rubro en particular no pueden extrapolarse hacia otro rubro; es decir, las excepciones establecidas dentro del rubro “Exploración, explotación y beneficio de minerales y sustancias reservadas a la Federación en los términos de las Leyes Minera y Reglamentaria del Artículo 27 Constitucional en Materia Nuclear” (fracción III del artículo 28 de la LGEEPA), no pueden aplicarse al rubro “cambios de uso del suelo de áreas forestales, así como en selvas y zonas áridas” (fracción VII del artículo 28 de la LGEEPA).
3
4.1.4. Antes de realizar cualquier actividad de exploración minera directa se deberá verificar la posible existencia de mantos acuíferos en la zona en que se pretende desarrollar dicha actividad, de tal manera que la obra de exploración no llegue al manto freático. En caso de que se detecte la presencia de minerales radiactivos, se sujetará a lo establecido en la Ley Reglamentaria del Artículo 27 Constitucional en Materia Nuclear.
Propuesta:
Eliminar.
En caso de que se detecte la presencia de minerales radiactivos, se sujetará a lo establecido en la Ley Reglamentaria del Artículo 27 Constitucional en Materia Nuclear.
Comentario:
El párrafo referente a la detección de minerales radioactivos está totalmente fuera de contexto:
Primero, porque la existencia o no de minerales radioactivos, no afecta en ninguno de los temas y los objetivos de la norma;
Segundo, porque es poco práctico exigir a los geólogos de exploración que carguen con instrumentos de detección de radioactividad cuando éstos no son necesarios en la exploración (la emisión de rayos gama sólo se detecta por medio de instrumentos especializados);
Tercero, existen numerosos minerales que emiten radiación en pequeñas cantidades como son los feldespatos lo que ocasionaría serios problemas pues se tendría que estar reportando al gobierno todo el territorio nacional como contenedor de elementos radioactivos,
Cuarto, este párrafo refleja tendencias políticas obsoletas de mediados del siglo pasado de protección del uranio que no se deben reflejar en una norma que no tiene nada que ver con los minerales radioactivos y pone en ridículo a todo el sector minero y sus representantes que tan esmeradamente han trabajado en la redacción de la misma.
NO PROCEDE
Con fundamento en el Artículo 33 del Reglamento de la Ley Federal sobre Metrología y Normalización, se considera improcedente la propuesta de eliminar el párrafo que señala: “En caso de que se detecte la presencia de minerales radiactivos, se sujetará a lo establecido en la Ley Reglamentaria del Artículo 27 Constitucional en Materia Nuclear”, debido a que el numeral en comento no está regulando ni pretende hacerlo, a los minerales radiactivos, sino tan sólo prevé la hipótesis que en el caso de encontrarlos, se remitirá a lo establecido en la Ley Reglamentaria del artículo 27 Constitucional.
Se destaca que precisamente el apartado 1, Objetivo y campo de aplicación de la norma en estudio, exceptúa a los minerales radiactivos, de ahí la importancia de observar su ley.
La norma oficial mexicana no establece ninguna obligación acerca de portar instrumentos para detectar los minerales mencionados, de manera tal que únicamente prevé el hecho de que se pueda suscitar un hallazgo de esa índole. De hecho, el objetivo de la norma no es regular la exploración de minerales radiactivos.
Si bien existen numerosos minerales que emiten radiación en pequeñas cantidades, no todos cumplen con lo que la Ley Reglamentaria del artículo 27 Constitucional en Materia Nuclear considera que es un mineral radiactivo: “el que contenga uranio, torio o combinaciones de ambos en una concentración igual o superior a 300 partes por millón, y los demás minerales susceptibles de ser utilizados para la fabricación de combustibles nucleares que determine expresamente la Secretaría de Energía, Minas e Industria Paraestatal (hoy Secretaría de Economía). Asimismo, será considerado mineral radiactivo el que contenga menos de 300 partes, cuando así lo determine la Secretaría mencionada” (artículo 3, fracción IX).
Por su parte, en el mismo párrafo en comento, el Grupo de Trabajo detectó un error en el uso del término “manto freático” el cual es inexistente, debiendo ser “nivel freático”, que de acuerdo a la Norma Oficial Mexicana NOM-014-CONAGUA-2007, se define como “el límite superior de la zona saturada en el cual el agua contenida en los poros se encuentra sometida a la presión atmosférica”.
Debido a lo anterior, se procede a sustituirlo para quedar:
Debido a lo anterior, se procede a sustituirlo para quedar:
Decía:
4.1.4. Antes de realizar cualquier actividad de exploración minera directa se deberá verificar la posible existencia de mantos acuíferos en la zona en que se pretende desarrollar dicha actividad, de tal manera que la obra de exploración no llegue al manto freático. En caso de que se detecte la presencia de minerales radiactivos, se sujetará a lo establecido en la Ley Reglamentaria del Artículo 27 Constitucional en Materia Nuclear.
Dice:
4.1.4. Antes de realizar cualquier actividad de exploración minera directa se deberá verificar la posible existencia de mantos acuíferos en la zona en que se pretende desarrollar dicha actividad, de tal manera que la obra de exploración no llegue al nivel freático. En caso de que se detecte la presencia de minerales radiactivos, se sujetará a lo establecido en la Ley Reglamentaria del Artículo 27 Constitucional en Materia Nuclear.
4
4.1.22 Una vez realizada la restauración se presentará a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales o a su Delegación Federal correspondiente un reporte en el que se manifiesten las condiciones finales del sitio, la ubicación de un plano topográfico de las zonas reforestadas, superficies, listado de especies empleadas y actividades de seguimiento de las plantaciones. De haber realizado actividades de traslado de fauna o rescate de individuos de vegetales se deberán indicar las acciones realizadas tendientes a garantizar su supervivencia y los resultados obtenidos. Dicho reporte se deberá acompañar por un anexo fotográfico.
Propuesta:
Eliminar.
Comentario:
No se ve la necesidad de presentar un reporte referente a las condiciones finales del sitio cuando no debe existir una manifestación preliminar de cómo estaba el sitio anteriormente a la exploración. Se cuestiona como puede evaluar la SEMARNAT dicho reporte si no conocen ni los trabajos realizados ni las condiciones iniciales del sitio. Considero que este reporte no es más que un instrumento burocrático más sin utilidad alguna. Sería más útil exigir un reporte de evaluación de alguna empresa acreditada donde se garantice que la exploración se realizó en conformidad con la norma al terminar la misma
PROCEDE PARCIALMENTE
Del análisis del comentario, el Grupo de Trabajo determinó declarar procedente la propuesta de eliminar el numeral 4.1.22 debido a que previo a la actividad de la exploración, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, carece de información sobre el inicio de la actividad, así como de las condiciones en las que se encuentra el sitio, asimismo, solicitar a través de una norma oficial mexicana la presentación a la SEMARNAT de un reporte, constituye un trámite nuevo que por razones de legalidad no debe estar en una norma oficial mexicana.
Debido a lo anterior, procede eliminar el numeral 4.1.22.
Con fundamento en el Artículo 33 del Reglamento de la Ley Federal sobre Metrología y Normalización, el Grupo de trabajo consideró improcedente el comentario emitido por el particular en el sentido de incluir un reporte de evaluación de una empresa acreditada, en donde se garantice que la exploración se realizó de conformidad con la norma, esto se debe a que el artículo 74 de la Ley Federal sobre Metrología y Normalización, ya plantea dos opciones de evaluación de una norma: 1) que sea realizado por la dependencia o, 2) por personas acreditadas y aprobadas. En cualquiera de los casos, los resultados se hacen constar por escrito, conforme a lo indicado en la Ley.
Además de lo anterior, esto ya está incluido como parte del numeral 6.2 del proyecto de modificación, en donde se establece la posibilidad de que la evaluación de la conformidad se realice a petición de parte, por personas acreditadas y aprobadas.
5
4.2.2 Caminos de acceso
Dimensiones:
–     No mayor a 5.0 m (cinco punto cero metros) de ancho y longitud no mayor a 150 m/ha (ciento cincuenta metros por hectárea).
Solo en tramos con curvas y pendientes mayores a 5.0 % (cinco punto cero por ciento) o con pendientes laterales peligrosas, se permitirá por razones estrictamente de seguridad, ensanchar hasta 7.0 m (siete punto cero metros) los caminos de acceso. Lo anterior, también aplica en tramos cortos donde se requiera de mayor amplitud para la circulación de vehículos en sentidos opuestos.
Parámetros:
– Número total de metros de camino: No mayor a 150 m/ha (ciento cincuenta metros por hectárea).
– Superficie por afectar: 1,050 m²/ha (mil cincuenta metros cuadrados por hectárea).
– Porcentaje máximo a afectar por hectárea: 7.5 % (siete punto cinco por ciento).
– Superficie por afectar: 1,050 m²/ha (mil cincuenta metros cuadrados por hectárea) en zonas con otro relieve.
– Se consideran 400 m² (cuatrocientos metros cuadrados) para el depósito del material removido.
– Porcentaje máximo por afectar por hectárea: 10.5 % (diez punto cinco por ciento), incluye los sitios para el depósito de material removido.
Propuesta:
Eliminar. Superficie por afectar: 1050m2/ha (mil cincuenta metros cuadrados por hectárea) en zonas con otro relieve.
Comentario:
Posible error de redacción pues no se ve la diferencia con el segundo párrafo anterior o quizá está fuera de contexto
PROCEDE PARCIALMENTE
Del análisis del comentario, el Grupo de Trabajo determinó declarar procedente la existencia de un error el cual se encuentra en la cifra redactada en la segunda viñeta, que señala como superficie por afectar: 1,050 m²/ha (mil cincuenta metros cuadrados por hectárea), debiendo ser 750 m²/ha (setecientos cincuenta metros cuadrados por hectárea), en zonas planas, esto último para hacer la distinción de las zonas con relieve de la cuarta viñeta.
Con fundamento en el Artículo 33 del Reglamento de la Ley Federal sobre Metrología y Normalización, el Grupo de trabajo consideró improcedente la parte del comentario emitido por el particular en lo que se refiere a eliminar la segunda viñeta, debido a que ésta debe permanecer y solo ajustar la cifra que debe ser de 750 m²/ha., misma que resulta de multiplicar 150 metros de camino por 5.0 metros de ancho, lo que le da continuidad a la viñeta anterior, por lo cual se procede a su corrección conforme a lo siguiente:
Decía:
– Superficie por afectar: 1,050 m²/ha (mil cincuenta metros cuadrados por hectárea).
Dice:
–     Superficie por afectar: 750 m²/ha (setecientos cincuenta metros cuadrados por hectárea) en zonas planas.
6
6.2 La Evaluación de la Conformidad de la presente Norma Oficial Mexicana se podrá realizar por la PROFEPA o por las Unidades de Verificación acreditadas y aprobadas en los términos establecidos en la Ley Federal sobre Metrología y Normalización y su Reglamento.
Propuesta:
La Evaluación de la Conformidad de la presente Norma Oficial Mexicana se deberá realizar al finalizar el periodo de exploración sea por abandono del proyecto o por cambios de la planeación a explotación, por la PROFEPA o por las Unidades de Verificación acreditadas y aprobadas en los términos establecidos en la Ley Federal sobre Metrología y Normalización y su Reglamento.
Comentario:
Este cambio eliminaría la necesidad del Informe de la restauración al que se hace referencia anteriormente
NO PROCEDE
Con fundamento en el artículo 33 del Reglamento de la Ley Federal sobre Metrología y Normalización, se considera improcedente el comentario, debido a que la evaluación de la conformidad tiene por objeto comprobar el grado de cumplimiento de una norma oficial mexicana, para fines particulares, oficiales o de exportación, conforme lo señalan los artículos 3 fracción IV-A y 74 de la Ley Federal sobre Metrología y Normalización, que a la letra dice: “Las dependencias o personas acreditadas y aprobadas, podrán evaluar la conformidad a petición de parte para fines particulares, oficiales o de exportación…”. Esto implica que no es posible imponer una temporalidad a dicho procedimiento, ya que éste se llevará a cabo conforme a las necesidades específicas de los particulares, es decir, cuando lo soliciten.
PROMOVENTE: Vera & Carvajal
No.
COMENTARIO RECIBIDO
RESPUESTA
7
1.         Objetivo y campo de aplicación. Tercer párrafo.
El contenido de esta Norma Oficial Mexicana no exime de la evaluación del impacto ambiental a que se refiere el artículo 28, fracciones III y VII de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente.
Comentario:
1. Evaluación de impacto ambiental
El Proyecto de modificación de la NOM-120-SEMARNAT-1997, en la evaluación de impacto ambiental menciona:
“El contenido de esta Norma Oficial Mexicana no exime de la evaluación del impacto ambiental a que se refiere el artículo 28, fracciones III y VII de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente.”
Ley General de Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente
ARTICULO 28.- La evaluación del impacto ambiental es el procedimiento a través del cual la Secretaría establece las condiciones a que se sujetará la realización de obras y actividades que puedan causar desequilibrio ecológico o rebasar los límites y condiciones establecidos en las disposiciones aplicables para proteger el ambiente y preservar y restaurar los ecosistemas, a fin de evitar o reducir al mínimo sus efectos negativos sobre el medio ambiente. Para ello, en los casos en que determine el Reglamento que al efecto se expida, quienes pretendan llevar a cabo alguna de las siguientes obras o actividades, requerirán previamente la autorización en materia de impacto ambiental de la Secretaría:
III.- Exploración, explotación y beneficio de minerales y sustancias reservadas a la Federación en los términos de las Leyes Minera y Reglamentaria del Artículo 27 Constitucional en Materia Nuclear.
VII.- Cambios de uso del suelo de áreas forestales, así como en selvas y zonas áridas.
ARTICULO 31.- La realización de las obras y actividades a que se refieren las fracciones I a XII del artículo 28, requerirán la presentación de un informe preventivo y no una manifestación de impacto ambiental, cuando:
I.- Existan normas oficiales mexicanas u otras disposiciones que regulen las emisiones, las descargas, el aprovechamiento de recursos naturales y, en general, todos los impactos ambientales relevantes que puedan producir las obras o actividades
Aquí hay una contradicción entre lo que dice el proyecto de modificación de la NOM-120-SEMARNAT-1997 y lo que dice el artículo 31 de la Ley General de Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente. Ya que la primera no
PROCEDE
Del análisis del comentario, el Grupo de Trabajo determinó declarar procedente el señalamiento de que existe una contradicción entre lo que dice el proyecto de modificación de la NOM-120-SEMARNAT-1997 y lo que dice el artículo 31 de la Ley General de Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente. Ya que la primera no exime de la evaluación del Impacto Ambiental y el segundo la exime con la presentación de un informe previo.
Esto contravendría lo establecido en la fracción I, del artículo 31 de la LGEEPA, cuando señala que la realización de las obras y actividades a que se refieren las fracciones I a XII del artículo 28, requerirán la presentación de un informe preventivo y no una manifestación de impacto ambiental, cuando existan normas oficiales mexicanas. En consecuencia, los particulares que se encuentren en los supuestos previstos por esta norma, presentarán ante la autoridad un informe preventivo y no una manifestación de impacto ambiental.
Por lo anterior, y con el propósito de evitar una interpretación errónea de la legislación ambiental, cuando se lee que a pesar de la norma, se tendrá que presentar una manifestación de impacto ambiental sobre dicha exploración se incorpora al final del capítulo 1, Objetivo y campo de aplicación, dos nuevos párrafos, conforme a lo indicado por el antes señalado artículo 31 de la LGEEPA, de acuerdo con lo siguiente:
1. Objetivo y campo de aplicación
Con fundamento en la fracción I del artículo 31 de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, los particulares que lleven a cabo actividades de exploración minera, de conformidad con los supuestos previstos por esta norma, presentarán ante la autoridad un informe preventivo, sin perjuicio de que la autoridad, previo análisis del mismo, requiera de la presentación de la manifestación de impacto ambiental correspondiente.
El contenido de esta norma oficial mexicana no exime de la presentación de los trámites que se requieran, de conformidad con la legislación federal aplicable.
Aquí hay una contradicción entre lo que dice el proyecto de modificación de la NOM-120-SEMARNAT-1997 y lo que dice el artículo 31 de la Ley General de Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente. Ya que la primera no exime de la evaluación del Impacto Ambiental y el segundo la exime con la presentación de un informe previo.
El reglamento de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente en materia de Evaluación de Impacto Ambiental en su capítulo II, inciso L), fracción II establece:
Artículo 5o.- Quienes pretendan llevar a cabo alguna de las siguientes obras o actividades, requerirán previamente la autorización de la Secretaría en materia de impacto ambiental:
L) EXPLORACION, EXPLOTACION Y BENEFICIO DE MINERALES Y SUSTANCIAS RESERVADAS A LA FEDERACION:
I. Obras de exploración, excluyendo las de prospección gravimétrica, geológica superficial, geoeléctrica, magnetotelúrica, de susceptibilidad magnética y densidad, así como las obras de barrenación, de zanjeo y exposición de rocas, siempre que se realicen en zonas agrícolas, ganaderas o eriales y en zonas con climas secos o templados en donde se desarrolle vegetación de matorral xerófilo, bosque tropical caducifolio, bosques de coníferas o encinares, ubicadas fuera de las áreas naturales protegidas, y
8
3.5 Cambio de uso de suelo en terreno forestal
La remoción total o parcial de la vegetación de los terrenos forestales para destinarlos a actividades no forestales.
Comentario:
2. Cambio de uso de suelo en terreno forestal
“La remoción total o parcial de la vegetación de los terrenos forestales para destinarlos a actividades no forestales.”
Solo lo define, pero no se hace ninguna especificación en cuanto a cómo se hace esa remoción.
PROCEDE
Del análisis del comentario, el Grupo de Trabajo determinó declararlo procedente debido a que consideró acertado el comentario del particular consistente en que la definición del cambio de uso de suelo, no se especifica ni se vuelve a mencionar en el texto de la norma.
Derivado de lo anterior, el Grupo de Trabajo determinó eliminarla, con base en que dicha definición y su respectivo trámite, ya están previstos por la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable y su Reglamento.
Asimismo, se toma en cuenta lo establecido en la NMX-Z-013/1-1977, cuando indica que el apartado de definiciones debe incluir las necesarias para el entendimiento de ciertos términos utilizados en la norma.
Es importante resaltar que la actividad de exploración a la que se refiere la norma, se realiza en zonas agrícolas, ganaderas o eriales, lo que significa que en dichos sitios previamente ya hubo un cambio de uso de suelo, y que su vocación dejó de ser forestal, en cuyos casos no se requiere la presentación de este trámite.
9
3.    Objetivo y campo de aplicación
Esta Norma Oficial Mexicana establece las especificaciones de protección ambiental para realizar actividades de exploración minera directa, exceptuando la exploración por minerales radiactivos y las que pretendan ubicarse en áreas naturales protegidas, y es de observancia obligatoria para los responsables del proyecto a desarrollar en este tipo de actividades.
Las disposiciones de esta Norma Oficial Mexicana, serán aplicables a aquellos proyectos de exploración minera directa que se lleven a cabo en zonas agrícolas, ganaderas o eriales y en zonas con climas secos y templados en donde se desarrolle vegetación de matorral xerófilo, bosque tropical caducifolio, bosques de coníferas o encinos.
El contenido de esta Norma Oficial Mexicana no exime de la evaluación del impacto ambiental a que se refiere el artículo 28, fracciones III y VII de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente.
Comentario:
3. Proyectos de exploración y actividades relacionadas que no se ajusten a lo descrito en la NOM
No especifica ningún tipo de exploración ni actividades que no se ajusten a la NOM, por lo que se entiende remitido a la Ley y su Reglamento.
PROCEDE
Del análisis del comentario, el Grupo de Trabajo determinó declararlo procedente debido a que se coincide con el �romoverte en el sentido de que la norma en cuestión no especifica ningún tipo de exploración ni actividades que no se ajusten a la NOM, por lo que se entiende remitido a la Ley y su Reglamento.
El �romoverte no especifica el numeral del proyecto de modificación con el que se relaciona su comentario, ni hace propuestas de modificación.
Por las características del mismo, se entiende dirigido al capítulo 1. Objetivo y campo de aplicación.
En respuesta al comentario, se menciona que las disposiciones de la norma son aplicables a aquellos proyectos de exploración minera directa que se lleven a cabo en zonas agrícolas, ganaderas o eriales, así como en zonas con climas secos y templados en donde se desarrolle vegetación de matorral xerófilo, bosque tropical caducifolio, bosques de coníferas o encinos.
10
1.    Objetivo y campo de aplicación
Esta Norma Oficial Mexicana establece las especificaciones de protección ambiental para realizar actividades de exploración minera directa, exceptuando la exploración por minerales radiactivos y las que pretendan ubicarse en áreas naturales protegidas, y es de observancia obligatoria para los responsables del proyecto a desarrollar en este tipo de actividades.
Las disposiciones de esta Norma Oficial Mexicana, serán aplicables a aquellos proyectos de exploración minera directa que se lleven a cabo en zonas agrícolas, ganaderas o eriales y en zonas con climas secos y templados en donde se desarrolle vegetación de matorral xerófilo, bosque tropical caducifolio, bosques de coníferas o encinos.
El contenido de esta Norma Oficial Mexicana no exime de la evaluación del impacto ambiental a que se refiere el artículo 28, fracciones III y VII de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente.
Comentario:
4. Responsables del cumplimiento de la NOM
No especifica, lo que podría implicar la posibilidad de una interpretación de dos escenarios, o bien que no se hace necesaria la presentación de anexo, o bien que se requiere presentar EIA.
NO PROCEDE
Con fundamento en el artículo 33 del Reglamento de la Ley Federal sobre Metrología y Normalización, el Grupo de trabajo consideró improcedente el comentario, debido a que el primer párrafo del numeral 1. Objetivo y campo de aplicación del proyecto de norma publicado, sí especifica a las personas que deben de cumplir con la norma, siendo aquellas que desarrollen exploración minera directa.
Por lo que respecta al señalamiento de la posible presentación de un anexo, se aclara que el proyecto de modificación publicado no solicita la presentación de ningún anexo, ni tampoco los incluye.
Por lo que respecta a la Evaluación del Impacto Ambiental, es importante destacar que ésta no se vincula con el tema de responsables del cumplimiento de la norma como lo sugiere el promovente, esto por ser un trámite previsto y desarrollado por la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente (LGEEPA), y su Reglamento en materia de impacto ambiental. En particular, la fracción III del artículo 28 se refiere al sometimiento de la exploración minera a este proceso de evaluación.
El promovente no señala el numeral del proyecto al que se relaciona su comentario, ni tampoco se hacen propuestas de modificación.
11
3.20 Responsable del proyecto
La persona física o moral, que realice o pretenda realizar actividades de exploración y sobre la que se fincará responsabilidad jurídica por cualquier daño y obra o actividad que rebase lo estipulado en la presente.
Comentario:
Solo define quien es ese responsable, por lo que debería de agregarse quienes más podrían ser responsables solidarios en caso de daño por obra o actividad.
NO PROCEDE
Con fundamento en el Artículo 33 del Reglamento de la Ley Federal sobre Metrología y Normalización, el Grupo de trabajo consideró improcedente el comentario de “agregar quienes más podrían ser responsables solidarios en caso de daño por obra o actividad”, debido a que una norma oficial mexicana no es el instrumento jurídico idóneo para definir la responsabilidad solidaria por daño ambiental, toda vez que el objeto de las normas oficiales mexicanas es eminentemente técnico, tal como se señala en la definición establecida en la fracción XI, del artículo 3o., de la Ley Federal sobre Metrología y Normalización, al definirla como “la regulación técnica de observancia obligatoria expedida por las dependencias competentes… que establece reglas, especificaciones, atributos, directrices, características o prescripciones aplicables a un producto, proceso, instalación, sistema, actividad, servicio o método de producción u operación…”.
Por otra parte, la legislación federal contiene las disposiciones jurídicas necesarias sobre la responsabilidad. Por lo que se refiere a la responsabilidad por daño ambiental, el artículo 203 de la LGEEPA señala que: “cualquier persona que contamine o deteriore el ambiente, afecte los recursos naturales o la biodiversidad, será responsable y estará obligada a reparar los daños causados, de conformidad con la legislación civil aplicable. El término para demandar la responsabilidad ambiental, será de cinco años contados a partir del momento en que se produzca el acto, hecho u omisión correspondiente.”
12
Comentario:
6. Presentado el aviso de inicio
No lo contiene ni lo especifica, lo que podría implicar la posibilidad de una interpretación de dos escenarios, o bien que no se hace necesaria la presentación de anexo, o bien que se requiere presentar EIA.
El �romoverte no hace ninguna propuesta de modificación. Razón por la cual no se hace ajuste alguno a la norma oficial definitiva.
No obstante lo anterior, es conveniente aclarar el comentario del �romoverte, que se refiere al aviso de inicio de actividad que se incluía en la anterior Norma Oficial Mexicana NOM-120-SEMARNAT-1997, y que fue eliminado en la modificación quinquenal realizada en el año 2004.
Dicho aviso se ubicaba en el numeral 4.1.2 y obligaba a las empresas a notificar el inicio de actividades de proyectos de exploración minera directa, a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales. El objeto de su eliminación, fue contribuir con la mejora regulatoria implementada por el Gobierno Federal, y reducir costos sobre el aparato productivo nacional.
Aunado a lo anterior, por definición establecida en la Ley Federal sobre Metrología y Normalización, una norma oficial mexicana es una regulación técnica, que al ser expedida por el Ejecutivo Federal, no puede imponer obligaciones tales como trámites, los cuales, de acuerdo con la Ley Federal de Procedimiento Administrativo son “…cualquier solicitud o entrega de información que las personas físicas o morales del sector privado hagan ante una dependencia u organismo descentralizado, ya sea para cumplir una obligación, obtener un beneficio o servicio o, en general, a fin de que se emita una resolución, así como cualquier documento que dichas personas estén obligadas a conservar, no comprendiéndose aquella documentación o información que sólo tenga que presentarse en caso de un requerimiento de una dependencia u organismo descentralizado.”
De tal manera que su inclusión es improcedente por tratarse de un trámite administrativo que no debe establecerse en una norma oficial mexicana, ya que se violaría el principio de legalidad consagrado en el artículo 16 Constitucional, el cual señala que “nadie puede ser molestado en su persona, familia, domicilio, papeles o posesiones, sino en virtud de mandamiento escrito de la autoridad competente, que funde y motive la causa legal del procedimiento”. Es decir, que cualquier obligación para un particular debe de estar prevista en una Ley.
Por lo que respecta a la Evaluación del Impacto Ambiental, es importante destacar que ésta no se relaciona ni depende de algún aviso como lo sugiere el �romoverte, esto por ser un trámite previsto y desarrollado por la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente (LGEEPA), y su Reglamento en materia de
Por lo que respecta a la Evaluación del Impacto Ambiental, es importante destacar que ésta no se relaciona ni depende de algún aviso como lo sugiere el �romoverte, esto por ser un trámite previsto y desarrollado por la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente (LGEEPA), y su Reglamento en materia de impacto ambiental. En particular, la fracción III del artículo 28 se refiere al sometimiento de la exploración minera a este proceso de evaluación.
Es importante aclarar, que la autoridad a través de esta última manifestación de impacto ambiental, es como se da por enterada de que dicha actividad ha comenzado en un sitio.
13
Comentario:
7. Suspensión de obra
No lo contiene, por lo que hay que remitirse a la Legislación en materia de monumentos históricos y arqueológicos.
El promovente no hace ninguna propuesta de modificación. Razón por la cual no se hace ajuste alguno a la norma oficial definitiva.
No obstante lo anterior, es conveniente aclarar el comentario del promovente, que se refiere al aviso de suspensión de obra, que se incluía en la Norma Oficial Mexicana NOM-120-SEMARNAT-1997 vigente. Dicho aviso fue eliminado en el proyecto publicado a consulta pública debido a que, conforme al artículo 3, fracción XI de la Ley Federal sobre Metrología y Normalización, se establece que una norma oficial mexicana es una regulación técnica de observancia obligatoria expedida por las dependencias competentes, conforme a las finalidades establecidas en el artículo 40 de la misma ley.
Este aviso se ubica en el numeral 4.1.9 de la norma oficial mexicana vigente y obliga a las empresas a suspender las obras de exploración y dar aviso a la autoridad civil más cercana cuando se encuentren vestigios arqueológicos.
Su eliminación obedeció a la determinación de que las normas oficiales mexicanas, no tienen la capacidad legal para el establecimiento de trámites, menos aun si se considera que dicho aviso estaba relacionado con la preservación del patrimonio histórico, hechos ya regulados por la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicas, Artísticas e Históricas y que son ajenos a la materia ambiental, objeto del proyecto de norma oficial mexicana que nos ocupa.
En este sentido, los particulares que encuentren vestigios arqueológicos están obligados a dar aviso a la autoridad competente, de conformidad con el artículo 29 de la Ley antes referida.
14
4.1.10   Las especies en riesgo, que se localicen dentro del área del proyecto a explorar, deben ser protegidas, según el caso, mediante proyectos de conservación y recuperación o mediante el establecimiento de medidas especiales de manejo y conservación del hábitat, conforme lo establece la Ley General de Vida Silvestre y su Reglamento, apegándose a la normatividad de referencia.
Comentario:
8. Zona del proyecto individuos de flora y fauna silvestres catalogadas
“Las especies en riesgo, que se localicen dentro del área del proyecto a explorar, deben ser protegidas, según el caso, mediante proyectos de conservación y recuperación o mediante el establecimiento de medidas especiales de manejo y conservación del hábitat, conforme lo establece la Ley General de Vida Silvestre y su Reglamento, apegándose a la normatividad de referencia.”
Se hace congruente con la política de protección y rescate de especies en riesgo.
El promovente no hace ninguna propuesta de modificación. Razón por la cual no se hace ajuste alguno a la norma oficial definitiva.
No obstante lo anterior, se coincide con el promovente cuando señala que la norma “se hace congruente con la política de protección y rescate de especies en riesgo”.
15
9. Tala
No lo contiene pues no debería utilizarse el término “tala”.
El �romoverte no hace ninguna propuesta de modificación. Razón por la cual no se hace ajuste alguno a la norma oficial definitiva.
No obstante lo anterior, el Grupo de Trabajo coincide con el señalamiento de que en el Proyecto de modificación de la norma oficial mexicana NOM-120-SEMARNAT-1997, no se incluye el término “tala”, ya que no es utilizado en el cuerpo del instrumento.
16
4.2.2     Caminos de acceso
Dimensiones:
– No mayor a 5.0 m (cinco punto cero metros) de ancho y longitud no mayor a 150 m/ha (ciento cincuenta metros por hectárea).
– Sólo en tramos con curvas y pendientes mayores a 5.0 % (cinco punto cero por ciento) o con pendientes laterales peligrosas, se permitirá por razones estrictamente de seguridad, ensanchar hasta 7.0 m (siete punto cero metros) los caminos de acceso. Lo anterior, también aplica en tramos cortos donde se requiera de mayor amplitud para la circulación de vehículos en sentidos opuestos.
Parámetros:
– Número total de metros de camino: No mayor a 150 m/ha (ciento cincuenta metros por hectárea).
– Superficie por afectar: 1,050 m²/ha (mil cincuenta metros cuadrados por hectárea).
– Porcentaje máximo a afectar por hectárea: 7.5 % (siete punto cinco por ciento).
– Superficie por afectar: 1,050 m²/ha (mil cincuenta metros cuadrados por hectárea) en zonas con otro relieve.
– Se consideran 400 m² (cuatrocientos metros cuadrados) para el depósito del material removido.
– Porcentaje máximo por afectar por hectárea: 10.5 % (diez punto cinco por ciento), incluye los sitios para el depósito de material removido.
Comentario:
10. Dimensiones en caminos de acceso
“No mayor a 5.0 m (cinco punto cero metros) de ancho y longitud no mayor a 150 m/ha (ciento cincuenta metros por hectárea).
Sólo en tramos con curvas y pendientes mayores a 5.0 % (cinco punto cero por ciento) o con pendientes laterales peligrosas, se permitirá por razones estrictamente de seguridad, ensanchar hasta 7.0 m (siete punto cero metros) los caminos de acceso. Lo anterior, también aplica en tramos cortos donde se requiera de mayor amplitud para la circulación de vehículos en sentidos opuestos.”
Se hace una mejora.
NO PROCEDE
Con fundamento en el artículo 33 del Reglamento de la Ley Federal sobre Metrología y Normalización, el Grupo de trabajo consideró improcedente el comentario consistente en que “se hace una mejora”, debido a que el proyecto de modificación publicado no contiene ningún cambio en las dimensiones y parámetros de los caminos de acceso, contrario a lo que comenta el �romoverte.
Es necesario precisar que el resto de los parámetros establecidos en el proyecto publicado y en la norma oficial mexicana vigente son los mismos.
La mejora en dicho numeral fue realizada a la norma oficial mexicana en el año 2004.
En el Acuerdo que modificó la Norma Oficial Mexicana NOM-120-SEMARNAT-1997, publicado en el Diario Oficial de la Federación el 6 de mayo de 2004, se indicó que se consideró procedente modificar las especificaciones de la norma entonces vigentes, considerando que “las actividades de exploración minera directa se realizan en terrenos con topografía accidentada, que ponen en riesgo la integridad física de los trabajadores… en relación con el equipo para la apertura y ampliación de caminos, estableciendo en casos justificados límites mayores.”
17
4.2.2     Caminos de acceso
Dimensiones:
– No mayor a 5.0 m (cinco punto cero metros) de ancho y longitud no mayor a 150 m/ha (ciento cincuenta metros por hectárea).
– Solo en tramos con curvas y pendientes mayores a 5.0 % (cinco punto cero por ciento) o con pendientes laterales peligrosas, se permitirá por razones estrictamente de seguridad, ensanchar hasta 7.0 m (siete punto cero metros) los caminos de acceso. Lo anterior, también aplica en tramos cortos donde se requiera de mayor amplitud para la circulación de vehículos en sentidos opuestos.
Parámetros:
– Número total de metros de camino: No mayor a 150 m/ha (ciento cincuenta metros por hectárea).
– Superficie por afectar: 1,050 m²/ha (mil cincuenta metros cuadrados por hectárea).
– Porcentaje máximo a afectar por hectárea: 7.5 % (siete punto cinco por ciento).
– Superficie por afectar: 1,050 m²/ha (mil cincuenta metros cuadrados por hectárea) en zonas con otro relieve.
– Se consideran 400 m² (cuatrocientos metros cuadrados) para el depósito del material removido.
– Porcentaje máximo por afectar por hectárea: 10.5 % (diez punto cinco por ciento), incluye los sitios para el depósito de material removido.
Comentario:
11. Parámetros de los caminos de acceso
“- Número total de metros de camino: No mayor a 150 m/ha (ciento cincuenta metros por hectárea).
– Superficie por afectar: 1,050 m²/ha (mil cincuenta metros cuadrados por hectárea).
– Porcentaje máximo a afectar por hectárea: 7.5 % (siete punto cinco por ciento).
– Superficie por afectar: 1,050 m²/ha (mil cincuenta metros cuadrados por hectárea) en zonas con otro relieve.
– Se consideran 400 m² (cuatrocientos metros cuadrados) para el depósito del material removido.
– Porcentaje máximo por afectar por hectárea: 10.5 % (diez punto cinco por ciento), incluye los sitios para el depósito de material removido.”
Se hace una mejora, se aumentan las cantidades.
NO PROCEDE
Con fundamento en el artículo 33 del Reglamento de la Ley Federal sobre Metrología y Normalización, el Grupo de trabajo consideró improcedente el comentario consistente en que “se hace una mejora, se aumentan las cantidades”, debido a que el proyecto de modificación publicado, contrario a lo que comenta el promovente, no contiene ningún cambio en las dimensiones y parámetros de los caminos de acceso.
Es necesario precisar que el resto de los parámetros establecidos en el proyecto publicado y en la norma oficial mexicana vigente son los mismos.
La modificación que sufrió dicho numeral, fue realizada a través del Acuerdo que modifica la Norma Oficial Mexicana NOM-120-SEMARNAT-1997, publicado en el Diario Oficial de la Federación el 6 de mayo de 2004, en donde se modificaron las especificaciones de la norma entonces vigente, considerando que “las actividades de exploración minera directa se realizan en terrenos con topografía accidentada, que ponen en riesgo la integridad física de los trabajadores… en relación con el equipo para la apertura y ampliación de caminos, estableciendo en casos justificados límites mayores.”
Es en la versión de la norma oficial mexicana hoy vigente, en donde se incluyen las especificaciones que el promovente comenta y que están relacionadas con las condiciones que se presentan en los sitios donde se pretende construir caminos de acceso.
18
4.2.7     Socavón
Dimensiones:
Su sección podrá ser de 2.5 m (dos punto cinco metros) de alto, por 2.5 m (dos punto cinco metros) de ancho, por 40 m (cuarenta metros) de longitud.
Comentario:
12. Socavón
“Su sección podrá ser de 2.5 m (dos punto cinco metros) de alto, por 2.5 m (dos punto cinco metros) de ancho, por 40 m (cuarenta metros) de longitud.”
Se hace una mejora, se aumentan las cantidades.
NO PROCEDE
Con fundamento en el Artículo 33 del Reglamento de la Ley Federal sobre Metrología y Normalización, se considera improcedente el comentario, debido a que el proyecto de modificación publicado no contiene mejoras en las dimensiones y parámetros de los socavones. La modificación en dicho numeral fue realizada a través del Acuerdo que modificó la Norma Oficial Mexicana NOM-120-SEMARNAT-1997, publicado en el Diario Oficial de la Federación el 6 de mayo de 2004, en donde se indica la procedencia de modificar las especificaciones de la norma entonces vigente, considerando “… la necesidad de contar con una mayor superficie de terreno para la disposición del material removido de los citados caminos y socavones, y evitar apilamientos del mismo, que en determinado momento alcancen alturas que pongan en riesgo a los trabajadores y en su caso puedan afectar negativamente el entorno ambiental…” .
El proyecto de modificación de la NOM-120-SEMARNAT-1997, publicado en el Diario Oficial de la Federación para consulta pública el 10 de noviembre de 2010, mantiene los parámetros incluidos en el Acuerdo de modificación antes señalado y, por lo tanto, en la norma oficial mexicana vigente.
19
4.2.7     Socavón
Parámetros:
– El número de metros cúbicos de material removido por socavón será de 250 m³ (doscientos cincuenta metros cúbicos).
– Superficie a afectar por el depósito de material extraído por socavón: 100 m² (cien metros cuadrados).
– Superficie a afectar por apertura del socavón 6.25 m² (seis punto veinticinco metros cuadrados).
– La superficie máxima a afectar será de 150 m²/ha (ciento cincuenta metros cuadrados por hectárea).
– Porcentaje máximo a afectar por hectárea: 1.5 % (uno punto cinco por ciento), que incluye la superficie para el depósito del material removido.
Comentario:
13. Parámetros del socavón
“- El número de metros cúbicos de material removido por socavón será de 250 m³ (doscientos cincuenta metros cúbicos).
– Superficie a afectar por el depósito de material extraído por socavón: 100 m² (cien metros cuadrados).
– Superficie a afectar por apertura del socavón 6.25 m² (seis punto veinticinco metros cuadrados).
– La superficie máxima a afectar será de 150 m²/ha (ciento cincuenta metros cuadrados por hectárea).
– Porcentaje máximo a afectar por hectárea: 1.5 % (uno punto cinco por ciento), que incluye la superficie para el depósito del material removido. “
Se hace una mejora, se aumentan las cantidades.
NO PROCEDE
Con fundamento en el Artículo 33 del Reglamento de la Ley Federal sobre Metrología y Normalización, se considera improcedente el comentario, debido a que el proyecto de modificación publicado no contiene mejoras en las dimensiones y parámetros de los socavones. La mejora en dicho numeral fue realizada a la norma oficial mexicana en el año 2004.
El promovente señala que se trata de una mejora en el numeral. Al respecto, es importante señalar que dicha mejora en los parámetros del socavón, se llevaron a cabo en la modificación realizada a la norma oficial mexicana en el año 2004.
En el Acuerdo que modificó la Norma Oficial Mexicana NOM-120-SEMARNAT-1997, publicado en el Diario Oficial de la Federación el 6 de mayo de 2004, se indica la procedencia de modificar las especificaciones de la norma entonces vigente, considerando “… la necesidad de contar con una mayor superficie de terreno para la disposición del material removido de los citados caminos y socavones, y evitar apilamientos del mismo, que en determinado momento alcancen alturas que pongan en riesgo a los trabajadores y en su caso puedan afectar negativamente el entorno ambiental…” .
El proyecto de modificación de la NOM-120-SEMARNAT-1997, publicado en el Diario Oficial de la Federación para consulta pública el 10 de noviembre de 2010, mantiene los parámetros incluidos en el Acuerdo de modificación antes señalado y, por lo tanto, en la norma oficial mexicana vigente.
PROMOVENTE: Servicio Geológico Mexicano
No.
COMENTARIO RECIBIDO
RESPUESTA
20
Comentario:
1. ¿La NOM tomó carácter obligatorio de nuevo? si es así como se manejara la información, ¿con el formato de una MIA? ¿como complemento a una MIA?
El promovente no propone modificación alguna, únicamente formula un cuestionamiento o duda sobre su texto. Razón por la cual no puede hacerse una calificación de procedencia o improcedencia sobre sus comentarios.
No obstante lo anterior, procede indicarse al promovente que de conformidad con la definición contenida en el artículo 3, fracción XI, de la Ley Federal sobre Metrología y Normalización, toda norma oficial mexicana tiene carácter obligatorio.
Por lo que respecta al cuestionamiento “si es así como se maneja la información, ¿con el formato de una MIA? ¿Cómo complemento de una MIA?”, es de observarse que el planteamiento no es claro, respecto a qué información es a la que se refiere, por lo que es de señalarse que si de las especificaciones de la norma oficial mexicana se desprende que deba de entregarse algún tipo de información a la autoridad o realizar la presentación de trámites, éstos deberán de efectuarse conforme a lo que señalan las leyes aplicables en la materia y en los formatos que dicha legislación establezca, toda vez que en el objetivo y campo de aplicación de la norma oficial mexicana se indica que su contenido no exime de la presentación de los trámites que se requieran de conformidad con la legislación federal aplicable.
21
Comentario:
2. En lo que respecta a las Unidades de Verificación y revisando la experiencia de estas Unidades según listado de la EMA y de Profepa ¿alguna tiene experiencia en el apartado 6.3 de la NOM? ¿Cómo se complementara esta información que a nuestro parecer es muy específica?
El promovente no hace ninguna propuesta de modificación. Razón por la cual no se hace ajuste alguno a la norma oficial mexicana definitiva.
No obstante lo anterior, es conveniente aclarar que el numeral 6.3 del proyecto de modificación, no ha sido puesto en práctica por ninguna unidad de verificación ya que no es, sino hasta este proyecto de modificación de la norma oficial mexicana NOM-120-SEMARNAT-1997, que se contempla la posibilidad de incluir un procedimiento para la evaluación de la conformidad. Es decir, a la fecha no existía dicho procedimiento de evaluación de la conformidad.
No obstante, las unidades de verificación para acreditarse, deben mostrar conocimiento y aptitudes para evaluar el cumplimiento de una norma.
No se entiende qué quiere decir el promovente cuando señala “¿cómo se complementará esta información que a nuestro parecer es muy específica?”, ya que la pregunta no es clara ni indica que tipo de información puede ser complementada.
Cabe aclarar que cada uno de los puntos incluidos en el procedimiento para la evaluación de la conformidad, permiten contar con información suficiente para determinar el grado de cumplimiento de la norma, al ser información muy específica.
22
Comentario:
3. El SGM es la autoridad geológica y de generación de información en ciencias de la tierra ¿cómo se aplicaría a ella una UV?
El promovente no hace ninguna propuesta de modificación. Razón por la cual no se hace ajuste alguno a la norma oficial mexicana definitiva.
No obstante lo anterior, es conveniente aclarar la pregunta del interesado, por lo que respecta al acrónimo UV, si éste se refiere a las Unidades de Verificación, se recomienda que, para mayor información sobre éstas, revisar las disposiciones establecidas en el Título Cuarto de la Ley Federal sobre Metrología y Normalización, Capítulo VI, que se refiere a la creación de Unidades de Verificación; así como al Título Cuarto, Capítulo IV del Reglamento de dicha Ley, relativo a la aprobación de laboratorios de pruebas y de calibración, organismos de certificación y unidades de verificación.
23
Comentario:
Se debería tramitar o dar cursos de la NOM-120 y de los esquemas de participación con la UV.
El promovente no hace ninguna propuesta de modificación. Razón por la cual no se hace ajuste alguno a la norma oficial mexicana definitiva.
No obstante lo anterior, es conveniente señalar que se considera viable la sugerencia de que esta Secretaría, imparta cursos sobre la norma en comento y sobre los esquemas de participación con las unidades de verificación.
México, D.F., a 29 de noviembre de 2011.- La Subsecretaria de Fomento y Normatividad Ambiental de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales y Presidenta del Comité Consultivo Nacional de Normalización de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Sandra Denisse Herrera Flores.- Rúbrica.

NOM-032-STPS-2008, Seguridad para minas subterráneas de carbón.

Al margen un sello con el Escudo Nacional, que dice: Estados Unidos Mexicanos.- Secretaría del Trabajo y Previsión Social.

JAVIER LOZANO ALARCON, Secretario del Trabajo y Previsión Social, con fundamento en los artículos 16 y 40, fracciones I y XI, de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal; 512, 523, fracción I, 524 y 527, último párrafo, de la Ley Federal del Trabajo; 3o., fracción XI, 38, fracción II, 40, fracción VII, 47, fracción IV, y 51, párrafos segundo y tercero, de la Ley Federal sobre Metrología y Normalización; 4o., 16 y 17, fracciones I y IX, del Reglamento Federal de Seguridad, Higiene y Medio Ambiente de Trabajo, y 19 del Reglamento Interior de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, y
CONSIDERANDO
Que con fecha 23 de diciembre de 2008, se publicó en el Diario Oficial de la Federación la Norma Oficial Mexicana NOM-032-STPS-2008, Seguridad para minas subterráneas de carbón, misma que tiene por objeto establecer condiciones y requisitos de seguridad en las instalaciones y funcionamiento de las minas subterráneas de carbón para prevenir riesgos a los trabajadores que laboren en ellas;
Que la referida Norma Oficial Mexicana NOM-032-STPS-2008, Seguridad para minas subterráneas de carbón, entró en vigor el 23 de marzo de 2009;
Que con fecha 27 de junio de 2011, en cumplimiento de lo previsto por el artículo 46, fracción I, de la Ley Federal sobre Metrología y Normalización, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social presentó ante el Comité Consultivo Nacional de Normalización de Seguridad y Salud en el Trabajo, el Anteproyecto de Acuerdo de modificación a la Norma Oficial Mexicana NOM-032-STPS-2008, Seguridad para minas subterráneas de carbón, y que el citado Comité lo consideró correcto y acordó que se publicara como Proyecto en el Diario Oficial de la Federación;
Que con objeto de cumplir con lo dispuesto en los artículos 69-E y 69-H de la Ley Federal de Procedimiento Administrativo, el Anteproyecto correspondiente fue sometido a la consideración de la Comisión Federal de Mejora Regulatoria, la que dictaminó favorablemente en relación con el mismo;
Que de conformidad con lo dispuesto por el artículo 47, fracción I, de la Ley Federal sobre Metrología y Normalización, y en cumplimiento del Acuerdo por el que se establecen la organización y Reglas de Operación del Comité Consultivo Nacional de Normalización de Seguridad y Salud en el Trabajo, el 11 de agosto de 2011 se publicó en el Diario Oficial de la Federación el Proyecto de Acuerdo de modificación a la Norma Oficial Mexicana NOM-032-STPS-2008, Seguridad para minas subterráneas de carbón, a efecto de que, dentro de los 60 días naturales siguientes a dicha publicación, los interesados presentaran sus comentarios al Comité;
Que habiendo recibido comentarios de dos promoventes, el Comité referido procedió a su estudio y resolvió oportunamente sobre los mismos, publicando esta dependencia las respuestas respectivas en el Diario Oficial de la Federación de 25 de noviembre de 2011, en cumplimiento a lo previsto por el artículo 47 fracción III de la Ley Federal sobre Metrología y Normalización;
Que derivado de la incorporación de los comentarios procedentes presentados al Proyecto de Acuerdo de modificación a la Norma Oficial Mexicana NOM-032-STPS-2008, Seguridad para minas subterráneas de carbón, y toda vez que el Comité Consultivo Nacional de Normalización de Seguridad y Salud en el Trabajo otorgó la aprobación respectiva, he tenido a bien expedir el siguiente:
ACUERDO DE MODIFICACION A LA NORMA OFICIAL MEXICANA NOM-032-STPS-2008, SEGURIDAD
PARA MINAS SUBTERRANEAS DE CARBON
UNICO. Se modifican los numerales 17.1 y 17.5 de la Norma Oficial Mexicana NOM-032-STPS-2008, Seguridad para minas subterráneas de carbón, para quedar en los términos siguientes:
17.1 Para demostrar el cumplimiento con la presente Norma, el patrón tendrá la opción de:
a)    Contratar los servicios de una unidad de verificación Tipo “A”, para que evalúe el grado de cumplimiento con la presente Norma, mediante la emisión de un dictamen de evaluación de la conformidad, o
b)    Constituir una unidad de verificación Tipo “B”, que forme parte integrante del centro de trabajo, con independencia de juicio, integridad en relación con sus actividades y sin conflicto de intereses, responsable de verificar el grado de cumplimiento con la presente Norma, mediante la emisión de un dictamen de evaluación de la conformidad, o
c)    Contratar los servicios de una unidad de verificación Tipo “C”, para realizar de manera independiente la elaboración, ejecución y validación de los requerimientos establecidos en esta Norma y la verificación de su grado de cumplimiento, por medio de la emisión de un dictamen de evaluación de la conformidad con reporte de servicios.
17.5  La vigencia del dictamen para la evaluación de la conformidad en minas subterráneas de carbón emitido por las unidades de verificación será de un año.
TRANSITORIO
UNICO. El presente Acuerdo de modificación a la Norma Oficial Mexicana NOM-032-STPS-2008, Seguridad para minas subterráneas de carbón, entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.
México, Distrito Federal, a los trece días del mes de diciembre de dos mil once.- El Secretario del Trabajo y Previsión Social, Javier Lozano Alarcón.- Rúbrica.

Diseño ecológico de productos que utilizan energía

Energy Efficiency

Eco-design of Energy-Using Products

Contact
ENER-EcoDesign

On 21 October 2009, the Directive 2009/125/EC on ecodesign was adopted. Ecodesign aims at reducing the environmental impact of products, including the energy consumption throughout their entire life cycle.

Apart from the user’s behaviour, there are two complementary ways of reducing the energy consumed by products: the labelling to raise awareness of consumers on the real energy use in order to influence their buying decisions such as labelling schemes for domestic appliances, and the energy efficiency requirements imposed to products from the early stage on the design phase.

The production, distribution, use and end-of-life management of energy-using products (EuPs) is associated with a considerable number of important impacts on the environment, namely the consequences of energy consumption, consumption of other materials/resources, waste generation and release of hazardous substances to the environment. It is estimated that over 80% of all product-related environmental impacts are determined during the design phase of a product.

Protocolo de Kioto sobre el cambio climatico

Protocolo de Kioto sobre el cambio climático

El Protocolo de Kioto, sucesor de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, es uno de los instrumentos jurídicos internacionales más importantes destinado a luchar contra el cambio climático. Contiene los compromisos asumidos por los países industrializados de reducir sus emisiones de algunos gases de efecto invernadero, responsables del calentamiento global. Las emisiones totales de los países desarrollados deben reducirse durante el periodo 2008-2012 al menos en un 5% respecto a los niveles de 1990.

ACTO

Decisión 2002/358/CE del Consejo de 25 de abril de 2002 relativa a la aprobación, en nombre de la Comunidad Europea, del Protocolo de Kioto de la Convención marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, y al cumplimiento conjunto de los compromisos contraídos con arreglo al mismo.

SÍNTESIS

El 4 de febrero de 1991, el Consejo autorizó a la Comisión para que participara, en nombre de la Comunidad Europea, en las negociaciones sobre la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, adoptada en Nueva York el 9 de mayo de 1992. La Comunidad Europea ratificó la Convención marco mediante la Decisión 94/69/CE, de 15 de diciembre de 1993. La Convención, por su parte, entró en vigor el 21 de marzo de 1994.

La Convención marco contribuyó de manera decisiva al establecimiento de los principios clave de la lucha internacional contra el cambio climático. Concretamente, definió el principio de las «responsabilidades comunes pero diferenciadas». Asimismo, contribuyó a reforzar la concienciación pública, a escala mundial, sobre los problemas relacionados con el cambio climático. No obstante, la Convención no contempla compromisos en términos de cifras detalladas por países respecto a la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Por consiguiente, las Partes de la Convención decidieron, en la primera Conferencia de las Partes, que se celebró en Berlín en marzo de 1995, negociar un protocolo que contuviera medidas de reducción de las emisiones de los países industrializados en el período posterior al año 2000. Tras una larga preparación, el 11 de diciembre de 1997 se aprobó el Protocolo de Kioto.

El 29 de abril de 1998, la Comunidad Europea firmó el Protocolo, y en diciembre de 2001, el Consejo Europeo de Laeken confirmó la voluntad de la Unión de que el Protocolo de Kioto entrara en vigor antes de la cumbre mundial de desarrollo sostenible de Johannesburgo (del 26 de agosto al 4 de septiembre). Así, y para alcanzar este objetivo, la presente Decisión aprueba el Protocolo en nombre de la Comunidad. Los Estados miembros se comprometieron a depositar sus instrumentos de ratificación al mismo tiempo que la Comunidad y, en la medida de lo posible, antes del 1 de junio de 2002.

El anexo II de la Decisión indica los compromisos en materia de limitación y reducción de las emisiones acordados por la Comunidad y sus Estados miembros para el primer período de compromiso (2008-2012).

Contenido del Protocolo

El Protocolo de Kioto se aplica a las emisiones de seis gases de efecto invernadero:

  • dióxido de carbono (CO2);
  • metano (CH4);
  • óxido nitroso (N2O);
  • hidrofluorocarbonos (HFC);
  • perfluorocarbonos (PFC);
  • hexafluoruro de azufre (SF6).

El Protocolo representa un importante paso hacia adelante en la lucha contra el calentamiento del planeta, ya que contiene objetivos obligatorios y cuantificados de limitación y reducción de gases de efecto invernadero.

Globalmente, los Estados Partes en el Acuerdo del anexo I de la Convención marco (esto es, los países industrializados) se comprometen conjuntamente a reducir sus emisiones de gas de efecto invernadero para lograr que las emisiones totales de los países desarrollados disminuyan, al menos, un 5% con respecto al nivel de 1990 durante el período 2008-2012. El anexo B del Protocolo contiene los compromisos cuantificados suscritos por los Estados Partes en el Acuerdo.

Los Estados que eran miembros de la UE antes de 2004 deberán reducir conjuntamente sus emisiones de gases de efecto invernadero en un 8% entre los años 2008 y 2012. Los Estados miembros que se hayan incorporado a la UE después de esa fecha se comprometen a reducir sus emisiones en un 8%, a excepción de Polonia y Hungría (6%), así como de Malta y Chipre, que no se encuentran incluidos en el Anexo I de la Convención Marco.

Para el período anterior a 2008, las Partes se comprometen a realizar progresos en el cumplimiento de sus compromisos, a más tardar, en el año 2005, y a facilitar las pruebas correspondientes.

El año 1995 puede considerarse el año de referencia para los Estados Partes en el Acuerdo que lo deseen en lo que respecta a las emisiones de HFC, PFC y SF6.

Para alcanzar estos objetivos, el Protocolo propone una serie de medios:

  • reforzar o establecer políticas nacionales de reducción de las emisiones (aumento de la eficacia energética, fomento de formas de agricultura sostenibles, desarrollo de fuentes de energías renovables, etc.);
  • cooperar con las otras Partes contratantes (intercambio de experiencias o información, coordinación de las políticas nacionales por medio de permisos de emisión, aplicación conjunta y mecanismo de desarrollo limpio).

Los Estados Partes en el Acuerdo establecerán un sistema nacional de estimación de las emisiones de origen humano y de absorción por sumideros de todos los gases de efecto invernadero (no regulados por el Protocolo de Montreal), a más tardar, un año antes del primer período de compromiso.

Para el segundo período de compromisos, se prevé un examen de los mismos, a más tardar, en el año 2005.

El 31 de mayo de 2002, la Unión Europea ratificó el protocolo de Kioto, que entró en vigor el 16 de febrero de 2005, tras la ratificación de Rusia. Sin embargo, varios países industrializados se negaron a ratificar el protocolo, entre ellos, Estados Unidos y Australia.

REFERENCIAS

Acto Entrada en vigor Plazo de transposición en los Estados miembros Diario Oficial

Decisión 2002/358/CE

2.5.2002

DO L 130 de 15.5.2002

ACTOS CONEXOS

Informe de la Comisión al Consejo y al Parlamento Europeo – Progresos realizados hacia la consecución de los objetivos de Kioto (con arreglo al artículo 5 de la Decisión nº 280/2004/CE del Parlamento Europeo y del Consejo relativa a un mecanismo para el seguimiento de las emisiones de gases de efecto invernadero en la Comunidad y para la aplicación del Protocolo de Kioto) [COM(2009) 630 final – no publicado en el Diario Oficial].
El informe confirma que los países de la Unión Europea han respetado los objetivos fijados por el Protocolo de Kioto. Sus emisiones de gases de efecto invernadero han disminuido en un 12,5% respecto a las de 1990 (año de referencia), a pesar de que ha continuado su crecimiento económico.
Durante el periodo comprendido entre 1990 y 2007, la Comisión constata una bajada de las emisiones de:

  • el 7% en el sector de la energía;
  • el 11% en lo que respecta a los procesos industriales (producción de ácido adípico, halocarburos y hexafluoruro de azufre);
  • el 11% en el sector agrícola (disminución de cabezas de ganado y reducción de la utilización de abonos y estiércol);
  • 39% en el sector de los residuos (emisiones de metano de los vertederos controlados).

No obstante, la Comisión pone de relieve el aumento en un 24% de las emisiones del sector de los transportes.

Los objetivos de Kioto se han abordado mediante la puesta en marcha de un programa europeo sobre el cambio climático (PECC) y del régimen comunitario de comercio de derechos de emisión (RCCDE).
La Unión Europea ha adoptado una nueva estrategia en lo que respecta al cambio climático. Se han aplicado nuevas medidas a favor del clima y la energía en los siguientes campos:

Se han adoptado otras medidas que han contribuido a la reducción de las emisiones, especialmente la Directiva 2008/101/CE sobre el sector de la aviación y la Directiva 2009/33/CE relativa al transporte por carretera. Será preciso poner en marcha medidas complementarias para alcanzar una reducción de al menos el 20% de las emisiones de gases de efecto invernadero en la UE.

Comunicación de la Comisión de 15 de diciembre de 2005 «Informe sobre avances concretos presentado de conformidad con el Protocolo de Kioto» [COM (2005) 615 final – no publicada en el Diario Oficial].
El informe destaca que, habida cuenta de la reciente entrada en vigor del protocolo de Kioto, la UE ha realizado avances importantes en la realización de sus compromisos. Estos avances se deben, en particular, a la aplicación del programa europeo sobre el cambio climático, así como a medidas específicas adoptadas en ciertos sectores (transporte, industria, energía, etc.) y a medidas nacionales complementarias. El objetivo de reducir en un 8 % las emisiones, asignado de conformidad con el Protocolo, puede alcanzarse si se aplican medidas nacionales complementarias y si se utilizan los mecanismos de flexibilidad. El artículo 5, apartado 3, de la Decisión 280/2004/CE exige la elaboración de este informe, basándose en la información comunicada a la Comisión en junio de 2005.

Comunicación de la Comisión de 9 de febrero de 2005 «Ganar la batalla contra el cambio climático mundial» [COM(2005) 35 final – Diario Oficial C 125 de 21.5.2005].

Decisión nº 280/2004/CE del Parlamento Europeo y del Consejo de 11 de febrero de 2004 relativa a un mecanismo para el seguimiento de las emisiones de gases de efecto invernadero en la Comunidad y para la aplicación del Protocolo de Kioto [Diario Oficial L 49 de 19.2.2004].

Comunicación de la Comisión al Consejo y al Parlamento Europeo de 19 de mayo de 1999 «Preparación de la aplicación del Protocolo de Kioto» [COM(1999) 230 final – no publicada en el Diario Oficial].

Comunicación de la Comisión al Consejo y al Parlamento Europeo de 3 de junio de 1998 «El cambio climático – Hacia una estrategia post-Kioto» [COM(1998) 353 final – no publicada en el Diario Oficial].

Decisión 94/69/CE del Consejo de 15 de diciembre de 1993 relativa a la celebración de la Convención marco sobre el cambio climático [Diario Oficial L 33 de 7.2.1994].

Desarrollo Sustentable Ambiental

Desarrollo sostenible

Medio ambienteDe acuerdo con la definición tradicional, el desarrollo sostenible es un tipo de desarrollo que responde a las necesidades del presente sin poner en peligro la capacidad de las generaciones futuras de responder a las suyas, lo que significa, en otras palabras, procurar que el crecimiento actual no ponga en riesgo las posibilidades de crecimiento de las generaciones futuras. El desarrollo sostenible consta de tres vertientes, la económica, la social y la medioambiental, que deben abordarse políticamente de forma equilibrada.
El principio de integración de la dimensión medioambiental en las políticas europeas con repercusiones en el medio ambiente complementa, entre otras cosas, la estrategia en favor del desarrollo sostenible, adoptada en 2001 y revisada en 2005.

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: